INTERNACIONAL
01/02/2018 12:43 CET | Actualizado 01/02/2018 17:06 CET

Polonia prohíbe decir "campos de concentración polacos"

Con multas y penas de hasta tres años de cárcel.

El senado de Polonia aprobó este miércoles la polémica ley que tipifica como delito el uso de la expresión "campos de concentración polacos" para referirse a centros de exterminio, como Auschwitz, que estaban situados en el territorio del país centroeuropeo.

REUTERS
Entrada del campo Auschwitz-Birkenau (Polonia)

La ley, que ha recibido críticas de Israel y de EEUU, contempla multas y penas de hasta tres años de cárcel para aquellos que se refieran a los campos de concentración nazis como campos polacos.

El senado ha aprobado la ley con 57 votos a favor y 23 en contra, y ahora, para entrar en vigor, deberá ser firmada por el presidente Andrej Duda. No obstante, Duda ha anunciado que someterá el texto de la ley a una minuciosa revisión.

El actual Gobierno de derecha quiere tener base legal para perseguir a aquellos que utilicen la expresión "campos polacos" y para quienes sugieran una responsabilidad de Polonia en los crímenes del nacionalsocialismo.

EFE
El presidente del Senado polaco, Stanislaw Karczewski.

FALSIFICACIÓN DE LA HISTORIA

Los críticos de la ley temen que esta se utilice para limitar la libertad de expresión y organizaciones judías polacas consideran que incluso puede conducir a una falsificación de la historia.

Desde hace décadas, las autoridades polacas se esfuerzan en transmitir el mensaje de que el Holocausto tuvo lugar, pero que los polacos fueron sus víctimas, no sus responsables.

La ley está especialmente enfocada a periodistas -ya que artistas y académicos no podrán ser perseguidos-, y afecta a todas las personas "independientemente de las leyes vigentes en el lugar donde se cometa el acto", según el texto.

Son habituales ya las denuncias del Gobierno polaco cuando medios extranjeros usan la expresión "campos de concentración polacos" para referirse a Auschwitz, un centro de exterminio ubicado en Polonia pero abierto y operado por los ocupantes nazis.

Israel mostró su malestar tanto por la medida como por el momento elegido para aprobarla, "particularmente sorprendente y desafortunado, en vísperas del Día Internacional del Holocausto".

EXPRESIÓN ERRÓNEA

La legislación ha recibido una fuerte condena por parte del Yad Vashem, el museo que recuerda en Jerusalén a las víctimas judías del genocidio nazi. Para la institución, la nueva ley "puede difuminar verdades históricas por los límites que impone en expresiones sobre la complicidad de segmentos de población polaca en crímenes contra los judíos cometidos en suelo polaco por su propio pueblo, directa o indirectamente, durante el Holocausto".

"Pone en peligro la discusión libre y abierta de una parte del pueblo polaco en la persecución de los judíos", añade en un comunicado.

El Museo admite que la expresión "campos de exterminio polacos" es errónea, pues fueron construidos y operados por los alemanes en territorio polaco ocupado por los nazis, pero cree que "la manera correcta de combatir estas tergiversaciones históricas no es criminalizando las declaraciones, sino reforzando las actividades educativas".

í

EL HUFFPOST PARA HONEST