NOTICIAS
14/02/2018 08:37 CET | Actualizado 14/02/2018 11:20 CET

Muere Enrique de Dinamarca, el eterno príncipe consorte, a los 83 años

Llevaba desde el mes de enero ingresado por una infección pulmonar.

El príncipe consorte Enrique de Dinamarca ha fallecido este martes a las 23:18 a los 83 años tras haber sido hospitalizado a finales de enero. Su fallecimiento se ha producido en el castillo de Fredensborg, residencia de primavera y otoño de la familia real en el norte de Copenhague. El pasado mes de enero se empezó a encontrar mal cuando se encontraba de vacaciones en Egipto y tuvo que ser trasladado urgentemente a Dinamarca por una infección pulmonar.

En los últimos días, el estado de salud del marido de la reina Margarita había empeorado gravemente y ya el viernes el príncipe heredero Federico abandonó Corea, donde se encontraba apoyando al equipo de deportistas que participan en los Juegos Olímpicos de invierno, para estar junto a su padre.

Getty

Un príncipe controvertido

Henri Marie Jean André de Laborde de Monpezat nació en 1934 en Talence, cerca de Burdeos (suroeste de Francia) y en junio de 1967 contrajo matrimonio con la heredera del trono de Dinamarca, que fue coronada en enero de 1972. Enrique y Margarita tuvieron dos hijos: Federico y Joaquín.

Getty

A lo largo de los 46 años de reinado de Margarita, el príncipe consorte ha protagonizado numerosos escándalos y desplantes, acusado de no llevar nada bien ser el secundón de su esposa, pues no obtuvo el título de rey en su país de adopción y nunca ocultó su malestar por el papel que desempeñaba en la familia real.

En enero de 2016 la Casa Real danesa anunció la retirada de la agenda pública del rey y en septiembre se anunciaba que Enrique padecía demencia.

Un mes antes protagonizó una polémica al asegurar que no sería enterrado con su esposa porque se había ignorado su deseo de ser rey consorte. En una entrevista llegó a afirmar que su esposa lo tomaba "por tonto" y le faltaba el respeto.

Photo galleryFamosos muertos en 2018 See Gallery

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE