TENDENCIAS
15/03/2018 08:13 CET | Actualizado 15/03/2018 11:06 CET

15 momentos que recogen la esencia de 'Supervivientes' y explican su éxito

Después de 18 años hay mucho para rascar.

Getty

Sus dieciocho años de historia y sus grandes datos de audiencia lo avalan como el reality estrella de la cadena. Supervivientes vuelve a Telecinco este jueves con 16 nuevos y reconocidos robinsones dispuestos a someterse a las pruebas más duras de la isla.

Hambre, bajones mentales, rencillas entre compañeros, debilidad física o pruebas de apnea son algunas de las barreras que los participantes deben romper edición tras edición en este formato, en el que lo más importante es controlar la mente, como han repetido incansablemente los que han pasado por la isla. Porque el peor enemigo en este concurso es uno mismo.

Los escenarios también han variado a lo largo de los años, y el equipo del programa ha viajado hasta Panamá, las Islas Seychelles, República Dominicana, Brasil, Kenia y Nicaragua para quedarse finalmente en Honduras, donde se hace desde 2014, con el apoyo de los compañeros que se quedan en Madrid. Supervivientes pasó también por Antena 3 como La isla de los famosos (desde 2003), y volvió a la cadena de Mediaset en 2006.

Paula Vázquez (en Antena 3), Christian Gálvez, Jesús Vázquez o Raquel Sánchez Silva (desde la isla) han sido algunos de los presentadores del popular reality que tiene versiones hermanas en otros países, y cuyas riendas llevan ahora Jorge Javier Vázquez, Lara Álvarez y Sandra Barneda. Con ellos y con todos los concursantes que han vivido la aventura, el programa ha dado grandes e inolvidables momentos que han hecho de su emisión un éxito, superando siempre de manera holgada los tres millones de espectadores. La edición más vista fue la de 2014, en la que Abraham García se proclamó ganador, con una media de 4.492.000 espectadores. Estos son algunos de los grandes momentos que ha dejado el programa.

El lanzamiento más largo de la historia

Cuando se anunció el nombre de Rosa Benito para participar en la edición de 2011, muchos la daban como ganadora incluso antes de empezar, mientras que otros no le otorgaban ni el beneficio de la duda. No dejó indiferente y ganó el concurso, pero casi se retira antes incluso de rozar el agua. ¿Recordáis lo que le costó saltar de helicóptero? Fue la espera más larga de la historia del reality. El programa tuvo que 'tirar' de otras tramas para amenizar la gala mientras Rosa se decidía. Y claro, si no saltaba no concursaba... (Duodécima edición, 2011).

El desmayo teatral de Sonia Monroy en la final

En la misma edición participó Sonia Monroy, que no se separó de su mono durante tres meses, un peluche que acumuló arena hasta hacernos dudar de su color real. Pero llegó el día de la final y, cuando pronunciaron el nombre de los finalistas dejándola excluida, sacó su faceta más artística con un logrado desmayo, entre los gritos agudos de Rosa Benito: "¡Sé fuerte, tía! ¡Sé fuerte!". Que nadie olvide que Sonia ha pasado por Hollywood, aunque la escena fue más de telenovela mexicana.

Cristiano y Kiko Matamoros, casi emparentados

La hermana de Cristiano Ronaldo, Katia Aveiro, también conquistó Honduras e intentó hacer lo mismo con el corazón de un Matamoros. En contra de lo que todo el mundo pensaba, fue expulsada por la audiencia a mitad del concurso, aunque todos la veían como ganadora. La hermana del futbolista sacó a la Latina de cuerpo y alma que lleva dentro cada vez que Diego Matamoros (hijo de Kiko Matamoros) pestañeó. Y saltaban chispas, aunque el fuego sólo se llegó a encender para cocinar pescado.

Tony Genil se marcó un Interviú

Los juegos en el barro son uno de los clásicos de Supervivientes. Un terreno pantanoso que ha jugado malas pasadas a más de uno, como a Tony Genil, que se quedó con los pantalones a la altura de los tobillos.

La reconversión de Yurena

Otra estrella, en este caso de las que arrastran masas en China (según sus propias palabras), fue Yurena. No hizo ni una sola prueba bien en todo el concurso y recibió más de un empujoncito del programa para facilitárselas y que pudiera conseguir comida. Pero Tamara-Ámbar-Yurena fue todo un descubrimiento y dio grandes momentos, como su flechazo con Víctor el Garífuna de Honduras (que también atrapó la mirada de Leticia Sabater) o sus sesiones con Miriam Saavedra, otra de las concursantes. La novia de Carlos Lozano la rodeaba a modo buitre mientras ella gritaba "¡soy feliz, amo el mar!", con una pasmosa afinación.

Hoy quiero confesar-electro latino

Los presentadores también se han marcado algún buen momento en pantalla, y han dado rienda suelta a su faceta más creativa. La Pantoja inspiró a Lara Álvarez con una coreografía que causó sensación. De hecho, la petición del público y de Jorge Javier Vázquez para que la bailara fue muy recurrente.

Fieras en el barro

El barro se ha tragado hasta la ropa interior en medio de luchas acaloradas. Las recompensas en Supervivientes siempre sacan la parte más apasionada de los concursantes, como en este ocasión, en la que Steisy casi arranca el bañador a Carla Barber por atrapar el pescado. Ya se sabe, al pez dormilón se lo come el tiburón.

A falta de pan buenas son galletas

Sí, el barro se ha tragado muchos bañadores y otros concursantes han tragado barro. Chabelita, la hija de Isabel Pantoja, hizo de tripas corazón y se llenó la boca de lodo para conseguir más cantidad, porque el que más reunía ganaba la prueba. Nunca el fango supo a tanto.

Las idas de Nacho Vidal

Acalorada se puso la situación cuando Nacho Vidal perdió su lata de repollo. Nadie la había visto, pero él estaba convencido de que la tenía el militar Rubén López. Y como el escenario se prestaba al grito a lo Tarzán, con el mismo estilo pero sin liana gritó "pistolo" que dio mucho que hablar. Rubén sólo puedo contestar: "¡¿Pistolo?!¡¿Pistolo?!".

Rosa Benito poseída por Barbra Streisand

Las idas y venidas de Rosa Benito con Amador Mohedano fueron muy sonadas, y eso que él no participaba. El hermano de Rocío Jurado visitó a su entonces mujer en la isla, y la colaboradora le recibió como si fuese El príncipe de las mareas.

"Éste es mi momento"

Pero llegó el día de la final y Amador se tomó a mal un chiste de Jorge Javier sobre Rosa y otro concursante. La cuñada de Rocío Jurado le recordó a su marido en público que la protagonista era ella, con una frase pronunciada de una manera tan folclórica que ha quedado para la historia del concurso. Muchos recurren a ella todavía: "Éste es MI momento, ¿vale?". Los fans de Pimpinela encontraron en la pareja a sus nuevos ídolos.

Úrsula se convirtió en La Sirenita

Como pez en el agua se movía Carolina Sobe a su llegada a la isla, que se produjo cuando la edición ya había comenzado. Vestida de La Sirenita, pero recordando que su hija siempre le ha identificado con Úrsula, intentó bailar con el oleaje. Aunque, a juzgar por su destreza, seguro que acabó pensando que "sólo nadar no es original".

Yola luchadora

Yola Berrocal al desnudo. Así se quedo la ganadora de Hotel Glam haciendo una prueba en el agua, manteniendo el equilibrio y tirando mucho de fuerza. Acabó con el bañador completamente roto. De hecho, algunos no sabían si estaba en Supervivientes o en Pressing Catch.

Los focos, a mi persona

La folclórica más folclórica pasó por Supervivientes, pero no como concursante, aunque su entrada en plató fue todo un hito. Isabel Pantoja acudió a recibir a su hijo, Kiko Rivera, y todos los cañones apuntaron hacia su persona. Las puertas de Supervivientes se abrieron para recibir a una estrella que dio la bienvenida a su pequeño del alma, con su piel de canela.

La rana, pillada

En dos ediciones participó Antonio Tejado... A medias. En 2014 tuvo que abandonar por una lesión y en 2016, su segunda edición, sufrió un fuerte dolor de espalda y tuvo que dejarlo de nuevo. Se fue con un dolor de espalda que le impedía casi caminar y con el que se le veían grandes gestos de dolor, pero en el hotel, justo después de su salida, lo pillaron danzando como un lindo delfín. Ya sabemos en quién se inspiró su tía, María del Monte, para cantar lo de Salta la rana.

Conoce a todos los concursantes de esta edición

Supervivientes 2018