NOTICIAS
15/03/2018 20:16 CET | Actualizado 16/03/2018 20:07 CET

Protestas en Lavapiés al morir un mantero de un infarto

Se llamaba Mame Mbaye Ndiaye, tenía 34 años y vendía perfumes. La policía dice que no estaba siendo perseguido cuando murió.

Unas pocas velas permanecían encendidas esta noche en la calle del Oso número 10, en el madrileño barrio de Lavapiés, por la muerte de Mame Mbaye Ndiaye, un chico senegalés de 34 años que ha fallecido de un infarto que se ha relacionado con una persecución policial por venta ambulante. Sin embargo, la Policía Municipal de Madrid ha explicado el viernes por la mañana que Mbaye no fue perseguido antes de fallecer y que murió por un ataque epiléptico que derivó en parada cardiorrespiratoria.

EFE


Tensión en el barrio

Más de medio centenar de personas han quemado contenedores y causado desperfectos en el mobiliario urbano en el madrileño barrio de Lavapiés tras la muerte del mantero. Ha sido necesaria la intervención de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid para apagar los pequeños conatos de incendio.

También han arrancado papeleras y causado desperfectos en el mobiliario urbano, así como en diversos vehículos y motocicletas. Ante la posibilidad de incidentes, los comercios de la concurrida calle ubicada en la zona céntrica de la capital han cerrado al público de manera preventiva.

Un grupo de personas ha aprovechado los disturbios para entrar en una sucursal bancaria incendiada en la calle Ave María, esquina con Plaza de Lavapiés, y sustraer unos 10 televisores de pantalla plana que estaban en el interior de la oficina.

Pelea a puñetazos por las grabaciones

Diversos ciudadanos han contemplado lo sucedido y algunos han grabado con sus aparatos móviles la escena. Algunos de los que han entrado llevaban extintores y los han usado en varios momentos para no ser vistos.

Tras horas de tensión entre la Policía y decenas de concentrados contra el hostigamiento policial, el barrio ha recuperado la calma tras un amplio despliegue de agentes y varios destrozos.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha lamentado la muerte del senegalés y ha asegurado que se investigará "a fondo" lo ocurrido y se actuará "en consecuencia".

Por su parte, el grupo socialista del Ayuntamiento de Madrid ha señalado que lamenta "profundamente la muerte del ciudadano senegalés en Lavapies" y ha hecho un llamamiento "a la serenidad y a la confianza en el buen hacer y la profesionalidad de Policía Municipal, Bomberos y Samur".

Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento madrileño, ha dicho: "Una noche como hoy los madrileños tenemos mucho que agradecer a la policía de Madrid, a Bomberos de Madrid, y a la policía por su trabajo y profesionalidad en El Barrio de Lavapiés".

El portavoz del PP en el distrito Centro, Íñigo Henríquez de Luna, ha cargado contra los "radicales antisistema" que están utilizando la "muerte fortuita de un infarto de un mantero senegalés" para "provocar graves disturbios y destrozos", y exige que el Ayuntamiento deje claro que la actuación policial "no ha tenido nada que ver".

La Junta de Portavoces del distrito Centro ha decidido suspender el Pleno correspondiente al mes de marzo, a raíz de los hechos acaecidos esta tarde en Lavapiés, mientras el servicio de emergencias de Cruz Roja ha estado pidiendo a los vecinos del barrio que permanecieran en sus domicilios.

Entretanto, diversas asociaciones están convocando una concentración en memoria del joven senegalés fallecido para mañana viernes, 16 de marzo, a las 18,00 horas, en la Plaza Nelson Mandela de Lavapiés, con el lema "Contra el racismo institucional asesino".

ESPACIO ECO