TENDENCIAS
29/03/2018 11:26 CEST | Actualizado 29/03/2018 11:26 CEST

19 nombres de persona que significan cosas muy distintas en otros países

Un nombre puede sonar encantador en un idioma y ser completamente vulgar, absurdo o simplemente inesperado en otro.

© Santiago Urquijo via Getty Images

Hay que tener en cuenta muchos factores a la hora de de escoger un nombre para tu bebé. Uno de esos factores, aunque pocas veces sea el que antes acude a la mente, es su faceta internacional.

A veces, un nombre puede sonar encantador en un idioma y ser completamente vulgar, absurdo o simplemente inesperado en otra lengua, ya sea en su forma oral o escrita.

Para ayudar a los padres a no caer en esta trampa, la edición estadounidense del HuffPost ha elaborado un listado de 19 nombres que pueden tener significados sorprendentes en otros idiomas y culturas. La intención no es, en ningún caso, decir que estos nombres sean malos. Simplemente, nunca está de más contar con información antes de tomar una decisión. ¡De nada! ;)

Pippa:

En español, su similitud con el fruto seco es más inofensiva, pero tiene un significado mucho más vulgar en otros idiomas. En italiano, puede referirse a la masturbación o significar paja. En sueco, es un término grosero para referirse al sexo. En griego, la palabra πίπα, que se pronuncia parecido a "Pippa", es el argot usado para felación.

Siri:

"Siri" es el argot que se utiliza en Georgia para referirse al pene. En japonés, suena como el término usado para designar el trasero (尻).

Bill:

En neerlandés tienen la palabra bil, que se refiere al glúteo.

Kiki:

"Kiki" significa vagina en tagalo (Filipinas); en japonés, significa crisis; en español, es una forma de denominar el acto sexual y en algunas variedades de francés es una palabra infantil para referirse al pene.

Randy:

Este nombre es totalmente normal en Estados Unidos, pero en el inglés británico es un argot usado cuando una persona está sexualmente excitada. Además, en hindi (India) y en urdu (Pakistán e India) hay una palabra que suena como "Randy" y que significa prostituta.

Fanny:

Al igual que sucede con "Randy", "Fanny" tiene un significado inocente en Estados Unidos pero obsceno en la jerga británica, ya que es una forma vulgar de referirse al órgano genital femenino.

Lisa:

El nombre "Lisa" se parece mucho a la pronunciación de λύσσα, la palabra griega para referirse a la enfermedad de la rabia.

Peter:

Péter significa echarse un pedo en francés. Por suerte, la pronunciación es distinta. En Argentina, "hacer un pete" significa hacer una felación, pero la pronunciación también es distinta.

Cal:

"Cal" se parece mucho a la palabra rusa para heces (кал). Esa misma palabra, en búlgaro, es fango. En España tampoco hay mucho aprecio por la cal.

Tod/Todd:

Tod es la palabra alemana para referirse a la muerte.

Sal:

"Sal" suena como la palabra francesa sale, que significa sucio. En España podría confundirse con el condimento o con el imperativo del verbo salir.

Mark:

"Mark" es también una palabra noruega que significa gusano.

Dom:

Dom también es una palabra neerlandesa que significa estúpido.

Mona:

En algunas variedades del italiano, mona es una palabra vulgar para denominar el órgano genital femenino o un insulto cuyo significado básico es idiota. En español, literalmente, es un simio hembra (aunque también puede entenderse en sentido positivo como un calificativo para una chica atractiva).

Gary:

Este nombre suena parecido a la palabra japonesa 下痢, que significa diarrea.

Bobby:

"Bobby" se parece a babi, la palabra con la que designan en Indonesia a los cerdos.

Khara:

Khara en árabe significa mierda. El parecido con las acepciones de cara en español es más inocente.

Manda:

Aunque no es tan común como "Amanda", no está de más saber que "Manda", en ruso, suena como манда, un término muy vulgar para designar el órgano genital femenino.

Nick:

En francés, niquer es un argot que significa follar. Algunas de las conjugaciones de ese verbo suenan como "Nick".

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido y adaptado del inglés por Daniel Templeman Sauco.

ESPACIO ECO