POLÍTICA
05/04/2018 10:14 CEST | Actualizado 05/04/2018 10:30 CEST

Iñaki Gabilondo sentencia que Cifuentes ya ha disipado cualquier duda sobre su máster: "No fue limpio"

"En el menor de los casos disfrutó de un escandaloso trato de favor", ha defendido el periodista.

EFE

El periodista Iñaki Gabilondo ha sentenciado —en la Cadena Ser— que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha disipado este miércoles cualquier duda sobre su máster: "No fue limpio. En el menor de los casos disfrutó de un escandaloso trato de favor".

Según Gabilondo, la presidenta madrileña utilizó "al pie de la letra" —en su comparecencia en la Asamblea de Madrid— "el plan de fugas del Partido Popular cuando le piden explicaciones por alguna irregularidad: negarlas con firmeza, no aclarar nada, enfadarse mucho y endosar el muerto a otro".

"Como no explicó dichas irregularidades en absolutas, el toro ha pasado entero y sin lidiar a la Universidad Rey Juan Carlos, a la que la presidenta de Madrid, tras lavarse las manos, ha encasquetado íntegro el problema", ha argumentado Gabilondo, quien no obstante ha reconocido que Cifuentes "salvó el día".

Pincha aquí para escuchar el comentario de Gabilondo en la web de la Cadena Ser

Cifuentes disipó ayer cualquier duda: su master no fue limpio. En el menor de los casos disfrutó de un escandaloso trato de favor.

La presidenta de Madrid siguió al pie de la letra el plan de fugas del Partido Popular cuando le piden explicaciones por alguna irregularidad: negarlas con firmeza, no aclarar nada, enfadarse mucho y endosar el muerto a otro. Ni presentó el trabajo final, ni el acta en teoría de 2012 sospechoso de haber sido fabricada hace 20 días. Ni siquiera aclaró algo muy facilito: qué formula pactó y con quién para saltarse la asistencia presencial a las distintas horas del master.

Como no explicó dichas irregularidades en absolutas, el toro ha pasado entero y sin lidiar a la Universidad Rey Juan Carlos, a la que la presidenta de Madrid, tras lavarse las manos, ha encasquetado íntegro el problema.

La universidad ya está en ello, con la investigación externa encargada a los inspectores externos por la Conferencia de Rectores. Es a ellos a quiénes va a corresponder decirnos no solo como ha funcionado la Rey Juan Carlos, si no si la presidenta de la comunidad nos ha mentido o nos ha dicho la verdad. Ellos tendrán que darnos las respuestas que ayer se negaron.

Se negaron de forma tan manifiesta que era inevitable que la Asamblea reaccionara. El PSOE, con una moción de censura para la dignidad aunque no prospere, que no prosperara porque la llave la tiene Ciudadanos que ladra mucho al PP pero que nunca le muerde.

En todo caso para Cifuentes se trataba de salvar el día, y lo logró. Cumpliendo literalmente el primer mandamiento del Partido Popular en apuros: ganar tiempo. Ya puede ir a la convención de Sevilla a ser aclamada como una heroína por los suyos. Pero se equivocará si cree que eso ha terminado. Esta mañana El Confidencial publica nuevas y altamente comprometedoras mentiras.

Lo dicho. Con lo que ayer contó y no contó, Cifuentes disipó cualquier duda: su master no fue limpio. En el menor de los casos fue un escandaloso trato de favor.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST