TENDENCIAS
08/04/2018 10:00 CEST | Actualizado 08/04/2018 10:03 CEST

Siete cosas de casa que deberías limpiar YA

¿Cuándo fue la última vez que limpiaste el móvil o los interruptores de la luz?

Getty
Tal vez haya algunas cosas que no se te han pasado por la cabeza a la hora de hacer la limpieza de primavera.

Si ya estás pensando en empezar con la limpieza de primavera, seguramente te estés planteando cambiar la ropa del armario, limpiar el baño y, tal vez, incluso cambiar los estropajos de la cocina. Pero, piénsalo, ¿cuándo fue la última vez que te planteaste limpiar los interruptores de la luz?

Algunos estudios han detectado varios lugares y objetos de la casa que suelen pasar desapercibidos (por ejemplo esa cartera que llevas usando diez años) y que son un nido de bacterias y hongos.

Vivimos rodeados de multitud de bacterias y virus, por lo que es importante saber que no todos ellos van a hacer que enfermemos. Pero sí que deberíamos prestar atención a algunas cosas que no solemos limpiar nunca.

El lavavajillas

El lavavajillas lava los platos y los cubiertos, pero ¿quién lava el lavavajillas?

Tal vez pensemos que las altas temperaturas y los ciclos bastan para limpiar el lavavajillas, pero un reciente estudio ha revelado que el "entorno extremo" de este dispositivo ayuda a la "proliferación de microbios".

Los investigadores de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, de Liubliana en Eslovenia y de Gante en Bélgica descubrieron varios tipos de bacterias y hongos tras analizar la goma de 24 lavavajillas. La edad del dispositivo, su uso previo y las condiciones del agua son factores que afectan a la abundancia de gérmenes.

En una entrevista con el programa de la NBC Today, Philip Tierno, un profesor en el departamento de patología de la Universidad de Nueva York señaló que los descubrimientos de los investigadores no resultaban sorprendentes y que nuestro cuerpo no suele tener problemas para soportar los organismos que se alojan en el lavavajillas.

Consejo de limpieza: Tierno recomienda emplear una solución con un 10% de lejía para limpiar la parte inferior del lavavajillas, los lados y la goma.

Yutthana Teerakarunkar / EyeEm via Getty Images
Es probable que el patito de goma de tu hijo esté algo asqueroso.

Los juguetes de baño de tus hijos

Un estudio reciente analizaba 19 juguetes de baño que habían sido empleados "en circunstancias normales". Los investigadores encontraron hongos en el 58% de los casos.

Los investigadores plantearon que el plástico del juguete, la calidad del agua y los "nutrientes de los productos de higiene personal y los fluidos corporales" podrían ser los culpables.

Consejo de limpieza: Dado que suele resultar complicado limpiar el interior de estos juguetes, una buena idea puede ser sustituirlos por unos nuevos. Sin embargo, si a tu niño le encanta ese juguete, puedes probar a secarlo lo antes posible después del baño, y eso es clave para evitar que se acumulen microorganismos, indica Kristy Miller a Real Simple. El juguete debe permanecer en un lugar seco. Además, existen productos de limpieza para esos juguetes.

El soporte para cepillo de dientes

El cepillo de dientes debe cambiarse con regularidad (cada 3 o 4 meses, de acuerdo con la Asociación Dental Estadounidense), pero no debes olvidar limpiar el soporte donde lo guardas.

Para un estudio llevado a cabo en 2011 por NSF International acerca de "los lugares con más gérmenes en casa", la organización pidió a 22 familias que tomaran muestras de 30 objetos en sus casas. Los investigadores analizaron las muestras en busca de bacterias como E. coli y encontraron gérmenes en más de un cuarto de los soportes para cepillos.

También descubrieron que la cocina era el lugar más sucio de la casa, de modo que debemos esmerarnos especialmente en la limpieza del fregadero y de la tabla de cortar de vez en cuando.

Consejo de limpieza: Puedes usar un pequeño cepillo de cerdas para limpiar los lugares pequeños.

La lámpara y los interruptores de la luz

Tras tomar muestras de distintas partes de habitaciones de hoteles, los investigadores de la Universidad de Houston, Purdue y Carolina del Sur compartieron sus resultados en 2012.

El váter y el lavabo del baño albergaban una gran cantidad de bacterias, pero también había altos niveles de bacterias en el mando de la televisión y en el interruptor de la mesilla de noche.

Las superficies duras que tocan a menudo las personas son lugares ideales para los microbios, explica Kelly Reynolds, profesora en la Universidad de Arizona en una entrevista con la revista Time. Así, es probable que sea necesario darle una pasada a los interruptores de la luz y a la lámpara.

Consejo de limpieza: Usa un paño de microfibra para limpiar la suciedad de estas superficies; y para el interruptor, puedes recurrir a un bastoncillo de algodón.

Klaus Vedfelt via Getty Images
Continuamente ponemos el móvil frente a nuestra cara. Piensa en limpiarlo de vez en cuando.

El móvil

Sí, ese objeto al que estás pegado todo el día también necesita una pasada.

En un estudio llevado a cabo el año pasado, unos investigadores de Estonia analizaron los móviles de varios estudiantes y encontraron un alto nivel de contaminación con bacterias potencialmente patógenas.

En 2012, un grupo de investigadores de la Universidad de Arizona aseguraron que los móviles pueden "albergar 10 veces más bacterias que la mayoría de asientos de váteres", y en 2011, el neurocirujano Sanjay Gupta analizó el móvil del presentador de la CNN Anderson Cooper y encontró estreptococos fecales.

Consejo de limpieza: Limpia el móvil con cuidado. En 2016, el HuffPost apuntó que desinfectar este dispositivo un par de veces al día y quitar la carcasa de vez en cuando para limpiarlo con más facilidad ayuda a evitar la acumulación de bacterias. La revista Time aconseja limpiar el móvil con una tela suave de microfibra para deshacerte de los gérmenes. Además, es recomendable lavar las manos con frecuencia y mantener el dispositivo fuera del baño. Tus manos y tu cara te lo agradecerán.

La cartera

Aunque casi siempre emplees tarjetas de crédito o débito para pagar, es probable que la cartera haya entrado en contacto con dinero en efectivo alguna que otra vez, y los billetes están bastante sucios.

Un estudio detectó la presencia de E.coli y hongos en billetes que llevaba la gente en sus carteras. Otro estudio analizó un total de 68 billetes y en 59 de ellos descubrió bacterias que podrían provocar una infección en las personas con inmunodeficiencia.

Por supuesto, esos billetes pueden contaminar las demás tarjetas y objetos que hay en nuestra cartera.

Consejo de limpieza: Cuidado con el material del que está hecha la cartera. El cuero no debe lavarse con productos muy agresivos, según The Spruce, pero hay productos de limpieza específicos para este material.

La esterilla de yoga y demás equipamiento deportivo

Esa esterilla de yoga que arrastras al gimnasio todos los días probablemente sea un nido de bacterias.

"La esterilla es responsable de muchas de las infecciones de la piel", cuenta a Elle el doctor Robert Lahita, profesor en la Universidad de Rutgers.

Es aconsejable usar nuestra propia esterilla en lugar de la del gimnasio, pero eso no quita que tengamos que lavarla con regularidad. Prueba a desinfectar la esterilla (y demás equipamiento del gimnasio) después de una sesión de sudor.

Consejo de limpieza: Lahita aconseja a los lectores de Elle que empleen un "espray desinfectante o lejía diluida en agua" para limpiar sus esterillas, y que se aseguren de hacerlo concienzudamente.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por María Ginés Grao.

NOTICIA PATROCINADA