INTERNACIONAL
25/04/2018 08:22 CEST | Actualizado 25/04/2018 08:22 CEST

La crisis en Cataluña empeora el puesto de España en el ránking de Reporteros Sin Fronteras

"El desinhibido discurso de las autoridades catalanas hizo que aumentara el acoso en las redes sociales contra los periodistas no independentistas", ha dicho RSF.

GETTY

El referendo ilegal de independencia de Cataluña del pasado 1 de octubre creó un ambiente "asfixiante" para los periodistas, según ha informado Reporteros Sin Fronteras (RSF) en su clasificación mundial de la libertad de prensa, según la cual España ha caído dos puestos, hasta el número 31 de 180.

"El desinhibido discurso de las autoridades catalanas hizo que aumentara el acoso en las redes sociales contra los periodistas no independentistas", añadió la organización en su comunicado, que advierte de una "retórica no solo desfavorable, sino peligrosa" para la prensa.

El pasado 13 de octubre, la ONG ya había denunciado las presiones del Gobierno catalán a la prensa local y extranjera para intentar condicionar sus informaciones sobre Cataluña, y las comparó a las registradas en la campaña electoral del presidente estadounidense, Donald Trump, en 2016.

En esta ocasión, España es puesta como uno de los ejemplos en el continente europeo de que la "atmósfera nauseabunda" en la que se ven envueltos los medios no es exclusiva de los países de Europa Central.

Francia, según añade, tampoco es una excepción. Aunque el país sube seis puestos, hasta el 33, debido principalmente a la caída excepcional de algunos de sus vecinos europeos, RSF denuncia que en la campaña electoral de 2017 la desacreditación sistemática de los periodistas por parte de ciertos políticos "llegó a su paroxismo".

La ONG recuerda que el líder del centro-derechista partido Los Republicanos, Laurent Wauzquiez, habló de "mierda mediática" para calificar el trabajo de algunos periodistas.

RSF destaca que aunque Europa es la zona geográfica donde la libertad de prensa se encuentra menos amenazada, la "lenta erosión" de su modelo tiende a confirmarse en 2018 tras haber registrado el mayor deterioro regional.

De los cinco países con los mayores descensos en el listado de este año, cuatro son europeos: Malta (65) cayó 18 puestos, la República Checa (34) once, y otros diez Serbia (76) y Eslovaquia (27).

"El ambiente general en el que trabajan los periodistas se deteriora en el Viejo Continente, que tradicionalmente era seguro", ha añadido RSF en la publicación de un listado encabezado por Noruega, Suecia y Holanda, y que mantiene en los últimos puestos a Corea del Norte, Eritrea y Turkmenistán.

El HUFFPOST PARA NETFLIX