TENDENCIAS
28/04/2018 21:04 CEST | Actualizado 28/04/2018 21:17 CEST

Así es la vida de Jordi 'El Niño Polla', el actor porno más buscado del mundo

Entrevista al joven español que triunfa en Brazzers, el Real Madrid del porno.

BRAZZERS

Si sueles consumir porno has visto su cara. Jordi El Niño Polla es español y ha conseguido un hito al alcance de muy pocos: ser el actor porno más buscado de 2017 por delante de ilustres en la materia como Rocco Siffredi, Mandingo y Nacho Vidal.

"Todavía no me lo termino de creer, cuando hice mis dos primeras escenas en marzo de 2013 jamás pensé que me fueran a seguir llamando para más. No creía que pudiera llegar a mantenerme en esto", cuenta el actor a ElHuffPost.

Un día, navegando por FAKings —una web porno española— rellenó un formulario para presentarse a un casting. Lo único que le pidieron fue unas fotos suyas de cuerpo entero.

Tenía 18 años cuando empezó a rodar. Su primera escena fue con dos chicas —iban a ser cuatro pero el varón que lo acompañaba se ausentó— recuerda que "iba muy nervioso" y que se "moría de vergüenza". Su timidez lo llevó incluso a no querer quitarse la toalla que cubría sus partes justo antes de empezar a rodar. Luego se tranquilizó y "todo salió muy bien". Y de ahí al estrellato.

YouTube

Ángel, su nombre real, tiene ahora 23 y nació en Ciudad Real. Antes de dedicarse al porno estaba en la ESO y quería dedicarse a la informática. No se puede negar que lo que hace no esté relacionado con los ordenadores.

Como suele ocurrir en estos casos, su familia no llevaba bien su profesión: "Al principio no se lo tomaron muy bien porque no conocían bien el mundillo, no sabían exactamente dónde me estaba metiendo y eso les preocupaba bastante. Pero ahora bien, porque me gusta, me ven feliz y al fin y al cabo es mi trabajo". Y su trabajo le ha llevado a estar nominado en 2016 a "Mejor novato masculino" en los Oscar del porno, lo tocó con la punta. De los dedos.

Ahora trabaja para Brazzers, el Real Madrid del porno, y ha alcanzado una fama que no esperaba cuando hizo aquel casting en 2013. Para Jordi, estar en Brazzers es estar en el Olimpo: "Tienen muchísima reputación y todos los que trabajan allí son súper buena gente, es como una familia".

Trabajar en Estados Unidos no tiene nada que ver con hacer porno en España. "En EEUU los escenarios son increíbles, tanto en vistas y localizaciones como en ambientación. Hay un enorme presupuesto para cada escena que ruedan", explica el actor.

En EEUU los escenarios son increíbles, tanto en vistas y localizaciones como en ambientación. Hay un enorme presupuesto por cada escena que ruedanJordi, 'El Niño Polla'

Este abundante presupuesto —en comparación con el porno patrio— hace que allí estén los mejores productores, directores, técnicos, cámaras y los actores y actrices más famosos del mundo, entre los que ahora está él.

"En España hay mucha menos producción de escenas porque hay mucho menos presupuesto, pero también es un sitio genial para rodar porno y, de hecho, muchas de las mayores productoras del sector ruedan escenas en Barcelona", explica.

Su vida en Estados Unidos

Aviones, hoteles, escenas... la vida de Jordi en Estados Unidos no es tan idílica como pueda parecer: "Tengo que madrugar mucho y aprenderme los diálogos de la escena. Aunque no hablo mucho, tengo que saber qué hacer en cada momento".

Los tiempos muertos en el rodaje son especialmente complicados para él y para su herramienta de trabajo: "Tengo que esperar a que maquillen a la actriz, le hagan fotos, coloquen los focos y demás... Y grabar la escena, en la que hay cortes para indicarnos lo que tenemos que hacer y en qué posiciones. Además tienes que aguantar medio día manteniendo la erección, por lo que no es tan fácil como parece".

Su vida es bastante monótona cuando rueda en Estados Unidos: "Me levanto, me ducho, leo el guión mientras desayuno algo y me recogen para ir al set. Allí lo de siempre, grabamos, hacemos algunas pausas y comemos algo más. Después de todo el día me llevan de vuelta al hotel, me ducho de nuevo, doy una vuelta por la ciudad, ceno y a descansar hasta el día siguiente".

Contó en La Resistencia, el programa de David Broncano en #0, que tiene 120.000 euros ahorrados en el banco y por el momento no le falta el trabajo: "Si eres un actor bueno, con cierta fama y recorrido, todo el mundo te querrá contratar, así que puedes ganar dinero, viajar y vivir bastante bien. Pero solo unos pocos consiguen esta oportunidad y hay mucho esfuerzo detrás de cada uno".

Del porno a YouTube

Jordi ha dado el salto a YouTube, donde en pocos meses ha conseguido aglutinar a más de 2,4 millones de suscriptores. En sus vídeos, el actor desgrana cómo es su vida en el porno y hace rankings de las actrices con las que ha estado y se expone a las preguntas de sus seguidores.

Su timidez ha sido un impedimento a la hora de dirigirse a sus fieles en Internet, pero poco a poco ha ido cogiendo el gusto a hablar delante de la cámara.

"YouTube es distinto al porno, tienes que pensar tú lo que dices, qué grabar, y que además todo quede divertido y ameno de ver. Creo que he ido mejorando mi timidez y me noto más suelto para hablar ante la cámara, pero creo que hay muchísimas cosas por mejorar aún", asegura.

YOUTUBE

Jordi ve porno. Como todos. Pero no tanto como antes. Ahora sólo ve los tráilers de las escena que hace para compartir los vídeos en sus redes sociales.

Sobre su futuro en el porno, espera que sea largo: "Siempre está la opción de en un futuro dirigir mis propias escenas y estar detrás de cámaras. De momento solo tengo 23 años, así que creo y espero poder durar mucho más".