INTERNACIONAL
09/05/2018 09:27 CEST | Actualizado 09/05/2018 09:27 CEST

La República Democrática del Congo declara un nuevo brote de ébola con dos casos positivos

También ha habido 17 muertes de personas con aparentes síntomas de la enfermedad.

REUTERS

La República Democrática del Congo (RDC) ha declarado un nuevo brote de ébola al confirmar dos casos positivos en la zona de Bikoro (noroeste), donde también se registraron 17 muertes de personas con aparentes síntomas de la enfermedad.

Las autoridades locales notificaron al Gobierno central el pasado 3 de mayo que se detectaron "21 casos de fiebre con signos hemorrágicos y 17 muertos" en Bikoro, en la provincia de Equateur, afirmó el Ministerio de Sanidad de la RDC en un comunicado.

Se descubrieron también dos casos positivos del virus, de cinco casos analizados correspondientes a sendos pacientes internados en dos hospitales en la zona, según las pertinentes pruebas realizadas en el Instituto Nacional de Investigación Biomédica en Kinshasa.

Los casos fueron hallados el pasado sábado por un equipo del Ministerio de Sanidad, apoyado por expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de Médicos Sin Fronteras (MSF).

"Nuestro país afronta una nueva epidemia de la enfermedad del virus del Ébola que constituye una urgencia sanitaria pública de impacto internacional", sentenció el Ministerio de Sanidad.

La OMS trabaja para movilizar personal y recursos

La OMS está trabajando "estrechamente" con el Gobierno congoleño para movilizar personal y recursos a fin de hacer frente al brote, ha indicado la organización en un comunicado divulgado en la capital del país africano.

"Nuestra máxima prioridad es ir a Bikoro a trabajar con el Gobierno de la República Democrática del Congo y socios para reducir la pérdida de vidas y el sufrimiento relacionado con este nuevo brote del virus del Ébola", ha afimado el subdirector general de la OMS para Preparación y Respuesta de Emergencias, Peter Salama.

"Trabajar con nuestros socios y responder pronto y de forma coordinada será vital para contener esta enfermedad letal", ha subrayado Salama.

El brote ocurrió en Bikoro, que se encuentra en la ribera del lago Tumba, cerca de la vecina República del Congo, y todos los casos se han reportado desde una clínica en Ilkoko Iponge, a unos 30 kilómetros y donde la capacidad de tratamiento es limitada.

Un primer equipo multidisciplinar formado por expertos de la OMS, Médicos Sin Fronteras (MSF) y las autoridades sanitarias locales se desplazó mismo a Bikoro para "reforzar la coordinación y las investigaciones", ha precisado la agencia de la ONU.

Asimismo, la OMS ha dado salida a un millón de dólares de su Fondo de Contingencia para Emergencias con el objetivo de respaldar la respuesta al brote durante los próximos tres meses y evitar su propagación a provincias y países próximos.

Se trata, según la organización internacional, del noveno brote de ébola que golpea a la República Democrática del Congo desde que se descubrió el virus en 1976 en este país, cuando entonces se denominaba Zaire.

La enfermedad —que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados— causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 %.

La peor epidemia de ébola conocida hasta la fecha se declaró en marzo de 2014, con los primeros casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea Conakri, desde donde se expandió a Sierra Leona y Liberia.

La Organización Mundial de la Salud declaró el fin de la epidemia en enero de 2016, después de registrarse 11.300 muertes y más de 28.500 casos, aunque la agencia de la ONU ha reconocido que estas cifras pueden ser conservadoras.

Según cálculos del Banco Mundial (BM), esa epidemia tuvo también un enorme impacto económico, pues costó 32.000 millones de dólares a la región y países como Kenia o Tanzania, situados a unos 5.300 kilómetros, vieron reducidas sus reservas turísticas en un 70%.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST