ECONOMÍA
17/05/2018 20:38 CEST | Actualizado 18/05/2018 11:52 CEST

Los examinadores de tráfico logran la ansiada subida de sueldo de 250 euros

La comisión de Presupuestos apoya por unanimidad esta reclamación de los trabajadores de la DGT.

Asextra / Facebook
Concentración de examinadores en Girona.

El poeta Jean Cocteau dijo hace muchos años una frase que ha servido de inspiración en muchas luchas: "lo consiguieron porque no sabían que era imposible". El Gobierno aseguró durante muchos meses a los examinadores de la Dirección General de Tráfico (DGT) que no era posible atender a sus reclamaciones de mejorar las condiciones salariales. Al final, ha resultado que no era tan difícil.

Los examinadores de tráfico recibirán un complemento salarial de 250 euros al mes, gracias a la aprobación por unanimidad de una enmienda presentada por Ciudadanos. La votación se llevó a cabo la madrugada de este jueves, en torno a las dos de la mañana, en la comisión de Presupuestos, que estuvo más de 15 horas reunida. Ahora ya solo faltaría la aprobación de las cuentas.

"Estoy muy contenta. Se ha metido dentro del acuerdo de los presupuestos, ya no tiene que ir a pleno", afirma Irene Rivera, portavoz de la formación naranja en la comisión de Seguridad Vial, en declaraciones a El HuffPost.

Los liberales no eran los únicos que habían presentado esta enmienda. También lo habían hecho el grupo socialista y Unidos Podemos. "El año pasado la presentamos solo nosotros. Este año los tres grupos llevamos enmiendas similares. Da igual la forma, lo importante es que lo hemos conseguido", explica Pablo Bellido, portavoz del PSOE en esta comisión.

Compromiso incumplido durante mucho tiempo

El complemento salarial de 250 euros para los cerca de 800 examinadores tendrá un coste de 3.055.000 euros al año, según las enmiendas de los grupos parlamentarios. "Este complemento es estructural, es decir, es de por vida y aumentará en la medida que aumente, proporcionalmente, las retribuciones de los funcionarios", cuenta Joaquín Jiménez, presidente Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra).

Los examinadores cobran aproximadamente entre 1.250 y 1.360 euros, dependiendo de la categoría funcionarial a la que pertenezcan, bien el subgrupo C2 (la mayoría) o el C1. El Ministerio de Hacienda creó en julio de 2017 la especialidad de Tráfico para unificarlos dentro del subgrupo C1. La DGT calcula que esta promoción supone una mejora de 128 euros mensuales.

Esta subida salarial era la parte crucial del compromiso que adquirió en 2015 la anterior directora de la DGT, Marta Seguí, y que no se había cumplido desde entonces. "El Gobierno lo propuso y era injusto que mirara hacia otro lado", señala Rivera.

Los partidos de la oposición lamentan la tardanza del Gobierno en llevar a cabo este compromiso. "Es una cantidad de dinero muy pequeña. Si no se había hecho antes era por orgullo de la DGT, que no quería dar su brazo a torcer", apunta Bellido. "Quien estaba en contra era el Gobierno, pero afortunadamente en la comisión de Seguridad Vial hemos logrado el máximo consenso posible", apoya Rivera.

Si no se había hecho antes era por orgullo de la DGT, que no quería dar su brazo a torcer"Pablo Bellido (PSOE)

Cinco meses de huelga

Debido al incumplimiento del compromiso por parte del Gobierno, Asextra inició una huelga en junio. Los examinadores pararon cada lunes, martes y miércoles durante cinco meses. La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) calculó que habían cerrado 34 autoescuelas en el país. La DGT aseguró que 219.000 exámenes prácticos de conducir se aplazaron durante la huelga.

El punto de inflexión fue el compromiso de todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP, de impulsar las iniciativas parlamentarias para que en los presupuestos de 2018 se incluyera este aumento de 250 euros. La huelga se desconvocó en diciembre, antes de Navidad. Desde entonces, los exámenes han ido recuperando la normalidad.

"En el momento que los grupos parlamentarios de la oposición firmaron un compromiso con Asextra que se tradujo en la desconvocatoria de la huelga creímos que era posible", señala Jiménez.

Los representantes de la oposición agradecen la paciencia de los examinadores, que no volvieron a convocar la huelga, aunque la idea pasó por su cabeza. "No podríamos tolerar más engaños y máxime cuando el propio director general manifestó que nos lo merecíamos y que no había problema presupuestario", afirma Jiménez. "Los examinadores lo han pasado mal y las autoescuelas han sufrido. Ahora todos los alumnos se van a poder examinar con normalidad, sin colas", señala Rivera.

Asextra ha hecho público un comunicado este jueves tras conocerse la noticia: