INTERNACIONAL
21/05/2018 02:21 CEST | Actualizado 21/05/2018 10:59 CEST

Venezuela vota entre colegios y calles vacíos, puntos de control del voto y bonos por meter la papeleta

Un opositor a Maduro que sí se presenta denuncia más de 1.400 irregularidades.

Las elecciones presidenciales que se celebran este domingo en Venezuela han estado marcadas por la inexistencia de filas en los centros de votación y las irregularidades que han denunciado los principales adversarios del candidato a la reelección, Nicolás Maduro.

En Caracas y el interior del país se han observado calles vacías y pocos colegios electorales con colas, una constante en elecciones pasadas. La gran diferencia es que esta vez la principal alianza de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática ha decidido no postular candidato y llamar a la abstención.

"¿Quién fue el gran derrotado de hoy? La abstención. Dijimos que la votación pasaría a la historia como una votación antiimperialista. Aquellos que todavía incomprenden el proceso venezolano salieron derrotados", opina la presidenta de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez.

Rodríguez ha indicado también que la jornada electoral fue "extraordinaria" y que el proceso se cumplió "de forma cabal". A su juicio, hubo una "masiva participación" en estos comicios "por encima de las amenazas" y de los "chantajes" de la oposición.

En estas elecciones, en las que están convocados poco más de 20,5 millones de venezolanos, también se escogen los representantes de los consejos legislativos regionales. Los centros electorales han comenzado a cerrar a las 18.00 (22.00 GMT) sin anuncio oficial del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Los puntos de votación solo pueden permanecer abiertos si se mantienen electores en cola. Aunque Efe no ha observado fila alguna en los centros electorales de Caracas, el canal estatal VTV ha mostrado imágenes de varios colegios en los que aún se observan votantes en fila en diferentes estados del país.

Generalmente el Poder Electoral convoca a una prórroga por la supuesta existencia de personas en cola para votar, una medida que la oposición ha calificado de estrategia del chavismo para obligar al "pueblo" a ir a votar bajo amenazas.

Toldos para controlar el voto y bonos a los votantes

Entre tanto, los dos principales rivales de Maduro, el exgobernador Henri Falcón y el expastor evangélico Javier Bertucci han denunciado cientos de violaciones a la ley electoral.

Estas faltas habrían sido cometidas por el partido de Maduro al ubicar toldos de control del sufragio oficialista a menos de 200 metros de distancia de los colegios y al ofrecer un bono a los votantes, lo que el comando de Falcón, que ha contabilizado 900 denuncias, lee como una "compra de votos".

Claudio Fermín, jefe de campaña Falcón, se ha referido en rueda de prensa a este bono y ha señalado que esta es una "compra" de la voluntad del elector con recursos públicos.

"La oferta del candidato Maduro comenzaba a reñir con la ley y con la ética, Maduro había ofrecido a los electores pagarles su voto, dar un bono por el voto, y bajo un lema edulcorado de 'amor con amor se paga', se estaba incurriendo en un delito y en una conducta realmente grotesca", ha apuntado.

1.400 denuncias "documentadas"

El equipo de Bertucci ha contado 1.400 denuncias por irregularidades electorales "todas documentadas", la mayoría de ellas relacionadas con estos toldos o "puntos rojos". "Tengo cientos de vídeos que pongo a disposición de los periodistas", ha asegurado el candidato a los medios.

Los votantes de los adversarios de Maduro se han quejado de la ausencia de participantes al asegurar que si los venezolanos no salen a votar "nunca" saldrán "de esto", en referencia al Gobierno chavista.

Efe ha sido testigo de que algunos votantes se han dirigido después a los puntos rojos a reportar su participación presentando el "carné de la patria", un sistema de datos del Gobierno venezolano que registra sus necesidades, ubicación y los beneficios que recibe del Estado.

No han faltado participantes que aseguran que no existen colas en los colegios porque el sistema de votación es "uno de los mejores del mundo". Efe ha constatado también el miedo de algunos votantes que temen que los "colectivos chavistas" los vean conversando con periodistas.

El CNE asegura que se han producido menos irregularidades de lo habitual

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, ha informado de diversas denuncias durante la jornada, sobre todo por la ubicación de "puntos rojos", aunque asegura que "ha habido muchas menos (denuncias) que en comicios electorales pasados" y estas ya han sido "atendidas y corregidas".

Lucena ha destacado que el balance general del desarrollo de la jornada electoral es "positivo" y ha subrayado que no ha habido "mayores concurrencias". "Desde muy tempranas de la mañana" ha habido un "alto índice" de participación, ha asegurado.

Todo lo contrario que la oposición, que ha llegado a cifrar la abstención en el 83%, según datos de la encuestadora Meganalisis. A falta de datos oficiales, esta es la cifra que circula en redes.