INTERNACIONAL
29/08/2018 10:12 CEST | Actualizado 29/08/2018 10:23 CEST

Los planos de fabricación de armas de plástico en 3D, disponibles en internet pese a la orden judicial que lo prohíbe

Su creador, Cody Wilson, alega que el veto afecta sólo a su distribución gratuita, y que él cobra lo que el cliente quiera pagar.

AFP
Un arma impresa en 3D.

Un texano ha comenzado a vender planos de fabricación de armas, incluyendo el de una pistola plástica impresa en 3D, a pesar de la orden de un juez que ha prohibido la distribución del material.

Cody Wilson había publicado inicialmente los archivos descargables en su página web hace cuatro semanas, después de un acuerdo alcanzado con la administración de Donald Trump que puso fin a los esfuerzos del gobierno federal para bloquearlo.

Las acciones de Wilson han causado una tormenta política e incluso han llevado a Trump a tuitear que disponer fácilmente planos digitales de armas en línea "¡No parece tener mucho sentido!".

Varios estados han presendtado una demanda conjunta alegando que Wilson estaba poniendo en peligro la seguridad pública. Una de las armas caseras podía evadir detectores de metales y todas carecían de números seriales rastreables.

Los riesgos

Un juez federal ha emitido una orden temporal el 31 de julio, prohibiendo la distribución de estos planos, y el lunes ha extendidp esa orden hasta que se resuelva la demanda de los estados.

Wilson ha dicho en una rueda de prensa este martes que ha interpretado el fallo del juez como una restricción a la distribución de los planos en línea. En su lugar, ha comenzado a ofrecer los archivos para la venta y ha prometido enviar copias físicas en memorias USB o por correo electrónico.

Los visitantes de su negocio digital, que ha estado activo nuevamente el martes, podían ponerle su propio precio a la información.

"Todos los que quieran estos archivos en Estados Unidos los obtendrán", ha dicho Wilson. "Estoy feliz de convertirme en el iTunes de armas descargables, si no puedo ser el Napster".

Wilson ha insistido en que los archivos digitales ya habían estado disponibles en linea por años, y que prohibir la distribución de su contenido era similar a la censura de la libertad de expresión.

"Lo que está en juego en los tribunales es simplemente que el gobierno está tratando de decirte lo que puedes y no puedes tener, lo que puedes y no puedes descargar en línea", ha dicho.

El juez de distrito de Seattle, Robert Lasnik, ha dicho en su fallo del lunes que los derechos de libertad de expresión de Wilson se "empequeñecían" ante el daño que sus acciones podrían causar.

"El auténtico propósito por el que los acusados buscan liberar esta información técnica es armar a cada ciudadano fuera de los mecanismos de control tradicionales de licencias, números seriales y registros", ha escrito Lasnik en su fallo.