VIRALES
04/09/2018 18:42 CEST | Actualizado 04/09/2018 18:48 CEST

Piden boicot a Font Vella por esta razón peregrina y la marca se ve obligada a intervenir

"¿Pero habéis mirado bien la botella?"

FONT VELLA

Font Vella se ha visto envuelta de manera involuntaria en una enorme polémica por el color amarillo de los tapones de una de sus botellas. Algunos en redes han creído que la marca estaba mostrando su apoyo a la causa independentista y han pedido el boicot para sus productos.

La tensión por el procès está llegando a extremos ridículos. A los promotores del boicot les ha bastado saber que Font Vella tiene su sede en Girona (Cataluña) y ver el tapón amarillo para entender que estaba apoyando la independencia de esa Comunidad Autónoma.

La botella que ha encendido la polémica es la que se ve a la izquierda en esta imagen:

Aquí están algunos de los mensajes que ha recibido Font Vella en su perfil oficial en Twitter:

La situación es tan ridícula que parece una broma, como han señalado otros usuarios en redes:

Aunque parece evidente que el tapón en cuestión no esconde ningún mensaje político, el responsable de redes de Font Vella ha empleado toda su paciencia para contestar con simpatía, uno a uno, a todos aquellos que han amenazado con un boicot sin reparar en que la botella de tapón amarilla está decorada con una fotografía de La Tacita de Plata, en Cádiz. ¿Es el amarillo el color de Cádiz? Sí, señoría.

La polémica ha llegado a tal punto que incluso Maldito Bulo le ha dedicado un de sus tuits:

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB