TENDENCIAS
14/09/2018 11:30 CEST | Actualizado 14/09/2018 11:54 CEST

Esta madre paró de correr durante una ultramaratón para dar el pecho a su bebé

"Los pechos me estaban matando de dolor".

Está demostrado que los padres son multitarea, pero esta mujer británica ha llevado la conciliación a otro nivel.

Sophie Power, ultrarunner y madre de dos hijos, está acaparando titulares a raíz de una foto que muestra cómo se extrajo leche materna y dio de mamar a su hijo durante la carrera Ultra-Trail de Mont-Blanc (UTMB), de 172 kilómetros, en los Alpes.

Alexis Berg / Strava
Sophie Power, amamantando a su hijo y sacándose leche al mismo tiempo.

Un fotógrafo de la red social de fitness Strava sacó la foto de Power cuando llevaba 16 horas de carrera.

"Los pechos me estaban matando de dolor", confiesa a la edición estadounidense del HuffPost. Aunque generalmente amamanta a Cormac, su hijo de 3 meses, cada tres horas, no pudo verlo hasta que llegó a Courmayeur, en Italia, más de medio día después de que le diera de mamar por última vez, en la línea de salida.

Esas primeras 16 horas fueron muy difíciles. "Me iba extrayendo leche con la mano siempre que podía", cuenta la corredora. Su marido, John Power, la recibió en muchos puestos de socorro con un sacaleche.

"Cuando llegué a Courmayeur tenía los pechos llenos, así que fue un alivio ver a Cormac", recuerda, y añade que se alegró mucho al ver que su bebé estaba hambriento y feliz. "Nunca he pasado tanto tiempo lejos de él".

El hermano mayor de Cormac, Donnacha, también estaba allí con una niñera, que fue a ayudar.

Via Strava
Power atribuye el mérito de terminar la carrera a su familia y al apoyo que le dieron.

Power empezó a correr en 2009 y siguió entrenando durante sus dos embarazos. Pero priorizaba el bienestar de su bebé mientras se preparaba para el UTMB. "Lo principal para mí era asegurarme de que esto no tuviera ningún impacto en mi hijo", comenta.

Aunque hasta ese momento Cormac solo había tomado el pecho, Power y su marido introdujeron leche de fórmula en su dieta una semana antes de la carrera para ver si era alérgico. Así, habría un plan B en caso de que la extracción no funcionara. También decidieron que ella se retiraría de la carrera si algo salía mal.

"Teníamos tres objetivos para la carrera: el primero era pasar un buen rato en la montaña, tomarme un pequeño descanso y volver a lo que me gusta hacer; el segundo era llegar a Courmayeur; y el tercero, si era posible, llegar hasta el final, pero no nos centramos en eso", explica la atleta.

Power llegó a la meta, haciendo un tiempo de 43 horas y 33 minutos.

Alexis Berg/Strava
Power terminó la carrera en 43 horas y 33 minutos.

Aunque la corredora guarda con cariño el recuerdo de haber estado con Cormac durante la carrera, admite sentirse sorprendida ante la masiva atención que ha recibido la foto en la que amamanta a su bebé.

"No me imaginaba que la gente tuviera esa reacción. [...] Es una foto de mí haciendo lo que hago normalmente, pero durante una carrera", dice, bromeando sobre lo despeinada que estaba tras 16 horas de carrera. "También me preocupaba el hombre que estaba a mi lado en la foto. No estoy segura de si terminó la carrera. Parecía realmente cansado".

El caso de Power no es único. En los últimos año, ha habido una gran cantidad de fotos virales de mamás atletas dando el pecho y sacándose leche durante maratones, medias maratones e incluso Ironman. Power cree que su foto capta los malabares que tiene que hacer como madre, y se ha dado cuenta de lo mucho que esta idea coincide con la del resto de mamás.

"Es tan real. Son todo malabarismos y hay que hacer mil cosas a la vez, y es difícil", señala. "Espero que con la foto la gente se dé cuenta de que no dejas de existir cuando eres madre. Creo que hay una falta de apoyo a las mamás primerizas que quieren hacer algo por sí mismas".

Via Strava
Power espera que su foto sirva como referencia para que se ayude más a las madres.

La corredora hace hincapié en que ella no es una supermamá y atribuye el mérito de superar el UTMB al apoyo recibido por parte de su familia: "Soy muy afortunada por tener un marido y una familia increíbles".

Power opina que, como las nuevas madres no "quieren decepcionar a nadie", suelen renunciar a las cosas que son solo para ellas. "Pero decepcionas a las personas cuando no te cuidas a ti mismo. Y no tenemos que renunciar a ser quienes éramos antes de ser madres o antes de tener un segundo bebé", matiza.

Power espera que la foto sirva para que la gente apoye más a las madres primerizas. "Puede que no te des cuenta, pero ir una hora y cuidar a su bebé para que puedan salir a correr o a hacerse las uñas significa mucho, porque es muy difícil encontrar tiempo para ser tú misma. Creo que es realmente importante para nuestra salud mental", concluye.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Lucía Manchón Mora

Photo gallery 21 fotos que muestran lo hermoso que es amamantar See Gallery

EL HUFFPOST PARA HONEST