POLÍTICA
17/09/2018 12:08 CEST | Actualizado 17/09/2018 12:42 CEST

Sánchez propone reformar la Constitución para acabar con los aforamientos

El presidente pretende que esté lista en 60 días "si todos tenemos altura de miras".

GTRES

"Vamos a proponer una reforma de la Constitución para acabar con los aforamientos en 60 días". El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado esta bomba como símbolo de ejemplariedad, en un acto este lunes en la Casa de América de Madrid.

"Si todos tenemos altura de miras estará lista en 60 días", ha asegurado el presidente en un evento sobre la gestión que ha realizado su Ejecutivo en sus primeros cien días, y que llega tras sufrir una semana muy complicada con la polémica sobre su tesis y la dimisión como ministra de Sanidad de Carmen Montón por las irregularidades en su máster.

REUTERS

"Estamos trabajando en medidas concretas para mejorar la vida de la gente", ha defendido Sánchez, quien ha reiterado que su horizonte es 2030 como símbolo "de la década que nos queda por ganar". De hecho, el evento que preside Sánchez se ha organizado con el lema "Avanzamos".

"El camino de no hacer nada"

En este sentido Sánchez ha afirmado que aquellos que pagaron la factura de la crisis no están notando ahora la recuperación, y ha acusado al expresidente Mariano Rajoy de ir "por el camino de no hacer nada para no cometer errores, pero no tomar decisiones en política es tomar la peor decisión".

Por eso, Sánchez cree que el éxito de la moción responde a esa demanda de la sociedad de igualdad. Así, el presidente ha incidido en su intención de disminuir el número de alumnos por aula, invertir en Sanidad pública y en pensiones.

"¿Cómo queremos que sea España en 2030?", ha planteado el presidente, quien ve en este horizonte la respuesta a esta cuestión: "Quiero una España más volcada en la justicia social", ha defendido Sánchez, quien ha reflexionado sobre el mañana: "Nuestros hijos no tienen que vivir peor que nosotros", ha considerado.

Así, Sánchez no cree incompatible la revolución digital con la dignidad en el empleo, la productividad con la conciliación o el crecimiento con el sacrificio del medio ambiente. "No podemos negar los cambios que ya se están produciendo y gobernar requiere dosis de ambición, realismo y renunciar a lo que nos ha hecho grandes: la justicia social".

"Son muchos los desafíos pendientes que exigen un enfoque modernizador", ha reflexionado Sánchez quien ha asegurado ser consciente del desafío: "No siempre esa fácil lograr acuerdos en una situación como la actual", ha afirmado Sánchez, quiere un país lleno de esperanza: "Lo aprendimos hace 40 años cuando decidimos mirar al frente para avanzar, ganemos la década juntos y avancemos juntos", ha sentenciado.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard