POLÍTICA
27/09/2018 14:07 CEST | Actualizado 27/09/2018 14:07 CEST

Así ve 'The Economist' a España: "Pablo Casado tiene problemas potenciales más graves"

"Todo esto sienta un mal ejemplo".

EFE

El prestigioso semanario británico The Economist ha publicado recientemente un artículo dedicado a España en el que se asegura que la política del país "se ha visto convulsionada" porque "los títulos de posgrado de los que se jactan algunos líderes" quizá no se obtuvieron con justicia.

"El 11 de septiembre, Carmen Montón renunció como ministra de Sanidad después de que se conociera que había obtenido un título en 2011 de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en Madrid sin haber realizado el trabajo requerido. En abril, la misma suerte había recaído en Cristina Cifuentes, presidenta del gobierno regional de Madrid y miembro del conservador Partido Popular (PP), que había obtenido un título falso en la URJC", recoge la publicación.

The Economist subraya que algunos medios afines a la oposición han afirmado también que la tesis de Pedro Sánchez fue plagiada o escrita por otra persona aunque insiste en que "no hay evidencia" de eso.

Es más, asegura que esta acusación "parecía una cortina de humo para proteger a Pablo Casado, que potencialmente se encuentra en problemas mucho más graves" porque "en 2008 obtuvo el mismo título" que Cifuentes y ha admitido que se le acreditaron asignaturas sin hacer ningún trabajo.

"Él insiste en que no hizo nada malo, pero en julio un juez dictaminó que su título podría haber constituido un regalo indebido", recoge el semanario. "Todo esto sienta un mal ejemplo de una forma de salir adelante gracias a contactos y no al mérito o al trabajo duro", afirma The Economist que apunta a que "varias universidades se han convertido en feudos de partido".

La publicación señala que el asunto de los másters es también "una señal de que las elecciones pueden no estar lejos". "Después de años de austeridad bajo el austero Rajoy, Sánchez, de 46 años y con encanto, trajo un soplo de aire fresco. Pero sus socialistas sólo tienen 84 de los 350 escaños en el parlamento. Ha gobernado con gestos, como la exhumación de Franco, y con vueltas en U", añade.