POLÍTICA
30/09/2018 11:46 CEST | Actualizado 30/09/2018 11:46 CEST

Fernando Grande-Marlaska: "Hay que mejorar la filosofía de los CIE, pero no pueden desaparecer"

El ministro del Interior, en una entrevista con 'El País', dice que "no se entiende que un ataque violento a la frontera no tenga consecuencia legal".

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha concedido una entrevista al diario El País en la que se ha referido a los audios de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, hablando sobre él; a la situación en Cataluña; y a la inmigración.

Sobre este último asunto, Grande-Marlaska ha asegurado que el Gobierno tiene intención de cambiar "la filosofía" de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) pero que éstos "no pueden desaparecer".

"Aparte de una seguridad exterior por parte de la Policía, en el interior debe haber gente que sepa gestionar: funcionarios, asistentes sociales... Estamos haciendo un estudio y a finales de octubre tendremos listo un proyecto", ha afirmado el ministro del Interior.

Marlaska ha defendido la actuación del Gobierno en materia migratoria, tanto en referencia a la acogida de los inmigrantes del Aquarius como la decisión de expulsar a Marruecos a 116 inmigrantes en agosto.

"El primer Aquarius era un toque de atención a Europa", dice el ministro, quien afirma que en países de origen como Senegal, Argelia o Marruecos "transmiten" al Ejecutivo que "son conscientes de que nosotros no podemos asumir esos flujos y también de que ellos no pueden quedarse sin juventud".

Por eso, Marlaska aboga por "llegar a un acuerdo de cooperación bajo el principio de solidaridad". Algo que no implica no responder a lo que califica como "un ataque violento" a la frontera, en referencia a los saltos masivos a las vallas de Ceuta y Melilla.

Sobre la expulsión a Marruecos del centenar de migrantes que saltaron la valla de Ceuta a finales de agosto y que las ONG denunciaron como "devolución en caliente", el ministro dice que "el Tribunal Europeo de Derechos Humanos se ha pronunciado en distintas ocasiones señalando que Marruecos es un país seguro".

El titular de Interior afirma estar esperando a la resolución de este mismo tribunal para poner fin a las devoluciones en caliente.