TENDENCIAS
12/11/2018 05:14 CET | Actualizado 12/11/2018 05:14 CET

El creador de 'Juego de Tronos' acusa la popularidad: "Soy consciente de que tengo que hacer algo grandioso"

Y hace un precioso alegato en defensa de la fantasía.

Emma McIntyre via Getty Images

A George R. R. Martin, creador de la saga Canción de hielo y fuego en la que se basa Juego de Tronos, no le gusta hablar demasiado de los libros que le quedan por escribir. Mientras la serie de HBO estrena en 2019 su última temporada, al autor le quedan dos tomos para concluir la saga y los fans son exigentes.

Pero Martin se ha sincerado en una entrevista a The Guardian. Ha hablado de su problema con Vientos de Invierno, el sexto volumen de su epopeya, que los fans llevan ya casi una década esperando. Ha hablado de por qué la gente lee fantasía. Ha hablado de la fama y la gloria.

El escritor ha admitido que lleva "peleando desde hace ya varios años" con Vientos de Invierno: "No es tanto una novela como 12, cada una con un protagonista, secundarios, antagonistas, aliados y amantes diferentes, y todos ellos se entretejen de una manera extremadamente compleja. Es un reto".

Martin acaba de publicar Fuego y Sangre, el primero de dos volúmenes dedicados a los Targaryen, la familia de Daenerys. Ha disfrutado, por contraste, la simplicidad de ese proyecto, y lamenta no tener 30 años menos para convertir esos dos tomos en una saga.

No es tanto una novela como 12, cada una con un protagonista, secundarios, antagonistas, aliados y amantes diferentes, y todos ellos se entretejen de una manera extremadamente compleja"George R. R. Martin

Pero lo intrincado del tapiz en que se ha convertido Canción de hielo y fuego no es el único obstáculo que acusa al escribir el sexto volumen de su épica serie. También la propia Juego de Tronos se ha convertido en una losa.

"La serie es tan popular en todo el mundo, sus libros han sido tan bien recibidos, que cada vez que se siento a escribir soy consciente de que tengo que hacer algo grandioso, y hacer algo así es una gran carga", admite Martin.

Martin está metido en cuatro series de HBO

Para acabar de arreglar las cosas, el autor está metido en multitud de proyectos que también consumen mucho tiempo. Además del segundo tomo de Fuego y sangre, tiene pendiente la precuela en preparación de Juego de Tronos, es productor ejecutivo de otra serie de HBO basada en la obra de otro escritor e insinúa estar trabajando en "un par de series para HBO más de las que aún no puedo hablar".

Ya es un magnate de la cultura, y eso a veces lo marea, aunque asegura que es divertido, "un buen problema que tener". Martin recuerda que de pequeño soñaba con alcanzar "fama y fortuna" como escritor. "Ahora que he conseguido ambos, puedo decir que la fortuna es genial. Me encanta esa parte".

Pero la fama... ahí no está tan feliz: "Es un arma de doble filo. Si estoy en un lugar público concurrido, tengo que prepararme para ser reconocio, todo el mundo quiere hacerse un selfie. Los fans son, en general, muy amables, pero no es algo que controles ni puedas apagar. Todos tenemos malos días en los que nos gusta que nos dejen en paz, y yo ya no tengo esa opción. Es una bendición contradictoria".

Martin fue un fan como ellos y aún se identifica con sus seguidores en su pasión por el género fantástico, que él siempre reivindica:

"Leemos fantasía para ver color de nuevo. Creo que hay algo en todos nosotros que aspira a experiencias más intensas de las que vivimos. Hay gente que vive buscándolas, que baja al fondo del mar, escala la montaña más alta o se deja enviar al espacio. Sólo unos pocos privilegiados viven esas experiencias pero creo que todos las deseamos; en nuestro corazón, no queremos vivir las vidas de silenciosa desesperación de las que hablaba Thoreau, y la fantasía nos permite hacer esas cosas. Nos lleva a lugares asombrosos para mostrarnos maravillas que nos llenan el corazón".

Photo gallery Canción de Hielo y Fuego: portadas del mundo See Gallery

ESPACIO ECO