NOTICIAS
29/11/2018 17:14 CET | Actualizado 29/11/2018 17:14 CET

El Santiago Bernabéu podría ser la sede de la final de la Copa Libertadores

"No es descabellado", dicen desde la Conmebol. Hay acuerdo entre los clubes y las federaciones, según informa 'AS'.

Agencia EFE
Vista general del Estadio Santiago Bernabéu. EFE/Archivo

El Santiago Bernabéu se sumó este jueves a la lista de estadios que podrían convertirse en la sede del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre el River Plate y el Boca Juniors, si bien la Conmebol sigue sin pronunciarse al respecto.

Fuentes del ente rector del fútbol sudamericano comentaron a EFE que "no es descabellado" que el Bernabéu albergue el encuentro, aunque recalcaron que "todo está en estudio y no hay nada confirmado".

Según el diario AS, ya hay acuerdo entre los clubes, el Real Madrid, la Conmebol, la FIFA y la Federación Española de Fútbol. Sólo faltaría el visto bueno del Gobierno de España.

Madrid es una de las opciones que se comenzó a barajar este jueves, aunque en los últimos días se habló de otras ciudades como Medellín (Colombia), Miami (Estados Unidos) o algún estadio de Catar, cuya selección fue invitada por la Conmebol a la Copa América de 2019 en Brasil.

Además, Asunción también se presenta como una de las candidatas para recibir el partido de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors.

Por su proximidad geográfica y por ser sede de la Conmebol, la capital paraguaya se plantea como una opción atractiva para jugar el partido el 8 o el 9 de diciembre, aunque esas fechas coinciden con la masiva peregrinación a Caacupé, a unos 54 kilómetros de Asunción, que implica un fuerte despliegue policial centrado en esa festividad católica.

No obstante, este miércoles se reunieron el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), Robert Harrison, y el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, para trazar un protocolo de seguridad en los estadios.

Interior y la APF contarán con el respaldo de la Policía Nacional, que se encargará de instalar cámaras de seguridad hasta 300 metros alrededor de las canchas de fútbol.

El partido de vuelta de River Plate-Boca Juniors de la final de la Copa Libertadores 2018 sigue en el aire, a la espera de conocerse la resolución de la Unidad Disciplinaria de la Conmebol sobre el proceso de sanción al equipo 'millonario'.