INTERNACIONAL
03/12/2018 10:31 CET | Actualizado 03/12/2018 12:00 CET

La pregunta de un corresponsal extranjero que hará reflexionar a Albert Rivera

"Tienen otros problemas, pero... ¿Qué harán?"

Introducida la papeleta y recontado el voto de los andaluces ahora es la hora de echar cuentas para ver quién y cómo gobierna. La tarea se antoja complicada. Más allá de los números, algunos partidos se enfrentan a decisiones en cierta manera morales, que pueden dejarles marcados de por vida. Y no es una exageración. Es el caso de Ciudadanos, que tiene en su mano pactar con la extrema derecha de Vox y Partido Popular para sumar juntos 59 escaños y así propiciar la salida del Gobierno andaluz de los socialistas.

Pero esta alianza tiene sus riesgos, tal y como ha puesto de manifiesto el corresponsal francés en España de Europe1, Henry de Laguérie:

"¿El aliado de En Marcha en España, Ciudadanos, correrá el riesgo de arruinar su reputación en Europa aliándose con la extrema derecha? ¿Podrá el partido de Rivera jactarse de tener el apoyo de Macron mientras que se alía con el partido amigo del Frente Nacional?", se ha preguntado este periodista. E incluso ha ido más allá: "Si la derecha (PP) y la nueva derecha (Ciudadanos) se alían con la extrema derecha (Vox), podrán gobernar Andalucía. Albert Rivera se negó a situar a Vox en la extrema derecha. Manuel Valls apeló a crear un cordón sanitario alrededor de ese partido".

Su reflexión está muy en concordancia con lo manifestado por el líder del grupo de los liberales (ALDE) en el Parlamento Europeo, Guy Verhofstadt, quien ha alertado sobre el "éxito" de la extrema derecha en las elecciones en Andalucía un fenómeno que, ha manifestado, "debería preocuparnos a todos".

En un mensaje en su perfil de Twitter, Verhofstadt ha felicitado a Ciudadanos, partido adscrito a ALDE, por sus "grandes ganancias" en los comicios andaluces: "El éxito de la extrema derecha, no obstante, debería preocuparnos a todos. Enfrentamos una batalla por el alma de Europa en las elecciones europeas en mayo", ha advertido el político belga en el resto de su mensaje en Twitter.

Las advertencias están hechas. La pelota está ahora en el tejado de Ciudadanos.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST