ECONOMÍA
25/01/2019 13:27 CET | Actualizado 25/01/2019 17:14 CET

Facua denuncia a Cabify en las cinco comunidades en las que opera

Cconsidera que las condiciones contractuales ponen a los usuarios en una situación de "absoluta indefensión" en caso de irregularidades en los servicios.

Reuters

Facua-Consumidores en Acción ha presentado hoy denuncias contra Cabify en las cinco comunidades autónomas en las que opera en España porque considera que la empresa vulnera la legislación de defensa de los consumidores y la que regula a las agencias de viajes.

Facua considera que las condiciones contractuales de la filial española de Cabify (Maxi Mobility Spain) ponen a los usuarios en una situación de "absoluta indefensión" en caso de irregularidades en los servicios contratados, como retraso de los transportistas, cargos superiores a los ofertados o daños por accidentes.

Les han denunciado en Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Galicia

La asociación asegura que Cabify ha corregido esta semana algunas de las "irregularidades" que le han comunicado pero mantienen "las de mayor envergadura", por lo que les han denunciado en Andalucía, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Galicia.

Asimismo, Facua ha interpuesto otra denuncia ante la Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid, donde Maxi Mobility Spain tiene su sede social.

Cabify, que tiene vehículos en A Coruña, Alicante, Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla y Valencia, advierte en sus "condiciones generales de uso" que opera en España como "agencia de viajes" al estar registrada como tal, explica la asociación.

En el apartado 8 de sus condiciones contractuales, dedicado al "régimen de garantías y de responsabilidad", la empresa afirma que "la prestación final del servicio de transporte quedará a discreción del tercero transportista" y que "el usuario renuncia y exonera a Cabify de cualesquiera obligaciones, reclamaciones o daños surgidos como consecuencia de la relación con el tercero transportista".

Facua considera que con estas prácticas, la multinacional vulnera en España tanto la normativa de consumo como la que regula las obligaciones de las agencias de viajes.

En sus condiciones, se especifica que "el usuario renuncia y exonera a Cabify de cualesquiera obligaciones, reclamaciones o daños surgidos como consecuencia de la relación con el tercero transportista"

"Cabify pretende aparentar que es un mero intermediario, obviando sus obligaciones como agencia de viajes y como si no hiciese otra cosa que poner en contacto a un usuario con una empresa para que contrate sus servicios", critica la asociación.

Sin embargo, lo cierto es que cuando se solicita un transporte a través de la aplicación de Cabify, toda la contratación y pago se lleva a cabo de forma directa con esta empresa, sin que ni siquiera se informe de cuál es la titular de la licencia de Vehículos de Turismo con Conductor (VTC) para la que trabaja el profesional que llevará a cabo el servicio, subraya la Facua.

Resulta obvio, advierte la asociación, que sin la plataforma de contratación de Cabify, los consumidores no podrían o tendrían muchas dificultades para contratar de forma directa con las personas con licencias de VTC que prestan sus servicios a través de Maxi Mobility Spain SL.

La respuesta de Cabify

A través de un comunicado, Cabify ha asegurado que la empresa "opera siempre con un estricto cumplimiento de la legalidad, analizando cualquier posible denuncia de manera minuciosa con el fin de dar cumplida respuesta ante los órganos competentes".

Además, afirma que mantiene su "compromiso" y que "los ciudadanos" son "el centro de su actividad", por lo que la compañía está "firmemente comprometida con los más altos estándares de servicio al cliente y protección al usuario".