POLÍTICA
05/02/2019 15:58 CET | Actualizado 05/02/2019 15:58 CET

Polémica por las palabras del fiscal que duda sobre la imparcialidad de los tribunales catalanes

La Fiscalía aclara posteriormente que no duda de las profesionalidad de los jueces en esa comunidad.

EFE
Audiencia Nacional

Nueva polémica en torno al procés. El fiscal Pedro Rubira ha defendido este martes la competencia de la Audiencia Nacional para juzgar a la excúpula de los Mossos, entre ellos al mayor Josep Lluís Trapero, y ha cuestionado la imparcialidad de los tribunales catalanes para enjuiciar los delitos de sedición y rebelión derivados del "procés".

"¿Puede haber imparcialidad, serenidad, si se manda la rebelión y la sedición a Cataluña?", se ha preguntado Rubira en el transcurso de la vista del artículo de previo pronunciamiento celebrada para examinar las alegaciones contra la competencia de la Audiencia Nacional.

De los cuatro acusados, solo dos la cuestionan, el ex secretario general de Interior César Puig y el exdirector de los Mossos Pere Soler, mientras que los otros dos, Trapero y la intendente Teresa Laplana, han declinado presentar alegaciones asumiendo de facto que sea este tribunal el que les juzgue.

Durante la vista, celebrada ante la sección primera de lo Penal de la Audiencia Nacional, a la que corresponde juzgar estos hechos, el abogado de Puig, Jaume Alonso-Cuevillas, (que también representa a Puigdemont) ha expuesto que desde que la Sala fijó la competencia en noviembre de 2017, al inicio de la instrucción, "el ámbito subjetivo" del procedimiento no es el mismo porque varios imputados pasaron a ser competencia del Tribunal Supremo.

La Fiscalía aclara que no duda de la "imparcialidad"

Tras el revuelo ocasionado por estas palabras, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha aclarado que "en ningún caso duda de la profesionalidad de los magistrados que ejercen sus funciones en Cataluña y en el resto del territorio nacional" y ha manifestado su "confianza en la independencia de jueces y tribunales en Cataluña, así como la imparcialidad de cada juez en cada caso que se somete a su jurisdicción".

Así lo ha remarcado el Ministerio Público en un comunicado después de que Pedro Rubira plantease retóricamente esta mañana en una vista pública si podría haber "imparcialidad y serenidad" en caso de que la causa se enviara a Cataluña.

La FIscalía ha querido aclarar esta situación en el comunicado firmado por el teniente fiscal, Miguel Ángel Carballo -quien también ha estado presente en la vista-, Rubira estaba exponiendo los elementos objetivos que justifican la competencia de la Audiencia Nacional para juzgar estos hechos y en un momento dado ha hecho referencia a la querella que dio lugar a este procedimiento, la que interpuso a finales de octubre de 2017, después de la declaración unilateral de independencia, el ya fallecido fiscal general del Estado José Manuel Maza.

Vista de alegaciones en la Audiencia Nacional

En dicha querella, explica el Ministerio Público, se expresaba que "en el presente caso también se observa la conveniencia de preservar la necesaria serenidad en el enjuiciamiento de unas conductas que están generando un sentimiento de fractura social que no se puede desconocer". La Fiscalía explica que Maza hacía mención así al "ambiente de crispación que existía en la sociedad catalana generado en torno a la celebración del llamado referéndum del 1-O".

El comunicado del Ministerio Fiscal insiste en defender la "profesionalidad" de todos los jueces que ejercen en Cataluña, "quienes con su desempeño diario garantizan el ejercicio de los derechos de los ciudadanos y la aplicación de las normas del ordenamiento jurídico".

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'