INTERNACIONAL
14/02/2019 19:26 CET | Actualizado 14/02/2019 19:30 CET

El Parlamento de Londres rechaza una moción para respaldar el plan del Brexit de May

Otra vez los 'tories' euroescépticos le hacen una jugada a su primera ministra...

Hannah Mckay / Reuters
Un camión portando una efigie satírica de Theresa May, pasando ante el Parlamento de Londres.

El Parlamento británico rechazó hoy una moción con la que la primera ministra, la conservadora Theresa May, buscaba renovar el respaldo de los diputados a su plan de continuar negociando con Bruselas el acuerdo del Brexit.

El sector más euroescéptico de los conservadores ha criticado el texto porque incorporaba de forma implícita una enmienda ya aprobada en enero, por la cual Cámara de los Comunes descarta abandonar la Unión Europea (UE) sin un acuerdo el próximo 29 de marzo.

La moción de May, que fue tumbada por 303 votos frente a 258, tiene un peso simbólico, pero agrega presión sobre la mandataria conservadora al volver a evidenciar las dificultades que afronta para controlar a un nutrido grupo de diputados rebeldes de su propio partido y lograr una mayoría parlamentaria.

La cláusula rechazada indicaba que el Parlamento "reitera su apoyo al plan para abandonar la Unión Europea expresado por esta Cámara el pasado 29 de enero de 2019 y toma nota de que el diálogo entre el Reino Unido y la Unión Europea sobre el mecanismo de salvaguarda para Irlanda del Norte está en marcha".

Los tories euroescépticos anunciaron minutos antes del voto su intención de abstenerse, lo que precipitó la derrota de la primera ministra.

El ministro para el Brexit, Stephen Barclay, trató durante el debate de hoy de ganar el respaldo de ese grupo crítico al asegurar que el Gobierno ejecutará la ruptura con la UE en la fecha prevista, el 29 de marzo, aunque para entonces no se haya ratificado un acuerdo.

May también ha rechazado hasta ahora descartar una salida no negociada del bloque comunitario, un escenario que los euroescépticos consideran una de las principales bazas británicas en la negociación con Bruselas, ya que podría tener consecuencias negativas para ambas partes.

Volverá antes de fin de mes

La jefa de Gobierno se ha comprometido a regresar al Parlamento a finales de este mes para volver a someter a votación su hoja de ruta, en caso de que todavía no haya logrado redefinir los términos del acuerdo del Brexit.

A pesar de que el Ejecutivo mantiene sobre la mesa la opción de una ruptura abrupta, medios británicos han revelado esta semana que el alto funcionario que dirige el equipo negociador del Reino Unido, Olly Robbins, contempla otros planes.

En una conversación privada que escuchó un periodista británico, Robbins aseguró que el Gobierno prevé pedir una extensión del plazo para la salida de la UE más allá del 29 de marzo, si para entonces no se ha aprobado un acuerdo en el Parlamento.

QUERRÁS VER ESTO

Viaje al corazón del Brexit: Irlanda del Norte.