BLOGS
10/12/2013 07:42 CET | Actualizado 08/02/2014 11:12 CET

El pulso de una nación

El instinto empuja a la viajera hacia su próxima aventura, mientras que el impulso que mueve a la fotógrafa es capturar el momento. He seleccionado unos retratos y momentos que capturan los sentimientos que experimenté durante ese breve viaje. He viajado a Myanmar, un país en transición.

El instinto empuja a la viajera hacia su próxima aventura, mientras que el impulso que mueve a la fotógrafa es capturar el momento. En mi reciente visita a Myanmar, era una fotógrafa-viajera invitada a cubrir el crucero Road to Mandalay de Orient Express. Incluí Yangon, la capital, para poder observar mejor un país en transición. He seleccionado unos retratos y momentos que capturan los sentimientos que experimenté durante ese breve viaje. Me atraen las cosas coloridas y extrañas, lo que ya es un hilo conductor de mi trabajo. También comparto aquí un puñado de palabras que anoté en mi cuaderno, con las que confío plasmar mejor las sensaciones que experimenté durante el viaje.

En la estación de tren de Yangon.

Transición. El pulso de una nación. Elefante blanco. La moto china, más barata que la tailandesa. Un arquitecto y un economista en el Strand. Una pareja americana me pregunta: "¿hay algún monje-jefe, como el Papa?". Pronto habrá mejores leyes para proteger la teca. Las carreteras son de cemento, no de asfalto.

Grafitti y Construcción, Yangon.

Comí con el primer paciente del medico. La luz es suave y no brusca, como la gente. Té de Jengibre. El café no esta amargo. El fino lenguaje de Mandalay. Andando en el cielo. Comer oro. Mandar una postal. Ensalada de Pennywort. Estado de Shan. Estado de Rachine. Sittwe. Chin. Cerrado. Buen monje. Mal monje. Si los turistas no entran, nadie sabe lo que está pasando. Compartí un taxi con un arquitecto y su mujer, eran de Hong Kong. Un coche azul paró para recogerme bajo una fuerte lluvia.

Road to Mandalay, Bagan.

Niños reparten bolsas de plástico. Una cola de gente empuja la escoba mas larga que jamás he visto. Un estudiante de bellas artes quiere practicar su ingles. La revolución del Azafrán, 2007. Una piedra como freno de emergencia. Casas temporales a causa de la crecida del río. Escupitajos de jugo de Betel marcan las calles y los puestos de Tanaka pintan las aceras. Necesitaba una bicicleta para una amiga, ahora necesito una moto. Solo un par de niños con barriga junto al río. ¿Carne de tigre? ¿Un Judío budista? Buda dice que si paras tus deseos pararás tus sufrimientos. Ladrillo de arco gótico. Te puedes reencarnar en una rata. Falla la cámara. Energía positiva. El turismo puede destruir. La vida es un pasaje donde nuestra única posesión es nuestro espíritu; lo demás es muy egoísta.

Un niño disfrutando del Rio Ayeyarwady, Bagan.

Aquí incluyo el link de la versión digital de el reportaje que se publicó el pasado domingo en El País Semanal, "La Nueva Cara de Myanmar" escrito por Amelia Castilla. El PDF del reportaje editorial se puede ver en mi página web.

TERRITORIO PARADORES