"A Sara y a mí nos cambió la vida": las declaraciones de Iker Casillas que apuntan a una crisis de pareja

La revista 'Semana' habla en exclusiva con el futbolista sobre su relación con la periodista.

Afirma el portal Vanitatis que “los rumores de crisis sentimental entre Iker Casillas y Sara Carbonero llevan meses rondando las redacciones” y este miércoles hemos desayunado con unas declaraciones en exclusiva del portero a la revista Semana que no parecen negarlo.

Portada Semana
Portada Semana

La publicación dedica seis páginas de su edición semanal a “acompañar” a Casillas en la supervisión de la mudanza de la familia de Oporto a Madrid y aprovecha para charlar con él sobre su situación familiar y personal. Es entonces cuando reconoce el distanciamiento en las últimas semanas: “He estado de un lado para otro e igual no he estado lo que tendría que haber estado al lado de Sara”.

Hace dos semanas se vio a Carbonero asistir sola al funeral de su abuelo en Corral de Almaguer (Toledo). Las imágenes fueron muy comentadas entonces pues llamó la atención que en un momento tan triste para ella no estuviese acompañada por su marido. “No pude ir porque era la final de la Copa de Portugal y para entrar en el estadio tenía que hacerme un test de coronavirus. Además, era mi último partido con el equipo y en activo y tenía que estar. Después de ese partido no pinto nada más en el fútbol”, confiesa el capitán de la Selección campeona del mundo a los periodistas Óscar Carbonell y Gustavo González.

Cuenta la revista que las últimas fotografías que se tienen de ellos dos juntos son del pasado mes de febrero, en uno de los que hasta entonces eran sus habituales paseos familiares por la playa de Oporto. Desde ese día, nada: ni una imagen de la pareja en ninguna publicación, ni en redes sociales. Tan sólo el mensaje de agradecimiento que Iker mandó a su mujer en el comunicado que hizo público la semana pasada para anunciar su retirada de los terrenos de juego.

El año más difícil de sus vidas

“Hace un año a Sara y a mí nos cambió la vida y lo que hay que hacer es afrontarlo y disfrutar de lo que se tiene”, explica Casillas reconociendo así que su infarto y el cáncer diagnosticado a Carbonero les han pasado factura, inevitablemente.

En unas semanas, el matrimonio y sus dos hijos, Martín de 6 años y Lucas de 4, se instalarán de nuevo en Madrid. Y aunque parece que aún no han decidido dónde fijarán su residencia en la capital –ni el futbolista tiene cerrado con Florentino Pérez su futuro en el Madrid–, Casillas cree probable que lo hagan en la casa que él ha comprado en la zona de Parque Oeste (Moncloa). “Aún no sabemos dónde vamos a vivir. Las vacaciones las haremos en el pueblo de Sara y en el mío. Somos personas de riesgo y no queremos exponernos”, concluye el de Móstoles.

Los besos –y casi besos– de Iker y Sara