POLÍTICA
22/07/2019 20:16 CEST | Actualizado 22/07/2019 21:56 CEST

Abascal, a Sánchez: "Nos amenaza, aunque no lo dice, con un Gobierno apoyado por los extremismos políticos"

El líder de Vox acusa a Sánchez de "normalizar a los terroristas" en la vida política española.

No ha habido sorpresa: Vox no apoyará la investidura de Pedro Sánchez. El líder de la formación de ultraderecha, Santiago Abascal, se lo ha anunciado al candidato socialista desde la tribuna del Congreso tras descartar la posibilidad de una “abstención patriótica”.

“Vox es el partido cuyo proyecto está más lejano del proyecto que tiene Sánchez para España. Usted seguramente se sentirá orgulloso de ello. Yo también”, ha apuntado Abascal.

En la línea de Albert Rivera y su “plan Sánchez”, el líder de Vox ha salpicado su intervención de sugerencias sobre “planes ocultos” y “pactos secretos” de Sánchez para gobernar España de la mano de sus “enemigos”.

Nos amenaza, aunque no lo dicecon un Gobierno apoyado por los extremismos políticos

“Nos amenaza, aunque no lo dice”, ha sostenido Abascal, “con un Gobierno apoyado por los extremismos políticos: por los comunistas viejos y los nuevos, por los secesionistas, por los proetarras”.

El líder de la formación ultraderechista ha sostenido que el objetivo de estas heterogéneas fuerzas es “crear un Frente Popular”.

Abascal ha denunciado los ataques sufridos por algunos de sus militantes y ha señalado que parte de esa violencia fue “instigada por miembros de este Parlamento”. Además, ha asegurado que su partido representa “a muchas mujeres, homosexuales, catalanes y vascos que no piensan como ustedes y están hartos de que les digan lo que tienen que hacer”.

OSCAR DEL POZO via Getty Images

Pedro Sánchez no ha replicado a Abascal ni a Vox. El candidato a presidir el Gobierno ha subido a la tribuna del Congreso para criticar el discurso del líder de la ultraderecha, pero sin mencionar su nombre o el de su formación en ningún momento.

Sánchez, que ha tachado el discurso de Abascal de “intolerante”, “clasista” y “lleno de odio”, ha asegurado que el progreso “no es irreversible”. “Los derechos y libertades que hemos conseguido tenemos que defenderlos con más ahínco que nunca”.

El socialista ha reconocido que “la ultraderecha se ha hecho ver en España”, pero ha relativizado su importancia y ha mencionado que “el problema no es la representación política que puedan tener, sino que en un país que el pasado 28 de abril dijo no a la ultraderecha, que en un país que el 26 de mayo dijo no a la ultraderecha con todavía más ahínco, haya que ver a la ultraderecha con posibilidad de influir por culpa de la irresponsabilidad del Partido Popular y de Ciudadanos”.

Hemos escuchado un discurso cargado de intolerancia, de odio y clasista

En ese punto, Sánchez se ha dirigido directamente a Albert Rivera y Pablo Casado. “Señor Rivera, ¿escucha? Es la ultraderecha. ¿Escuchan lo que ha dicho su socio? Su socio en Murcia, en Castilla y León, en Madrid... Su socio, como consecuencia de que han puesto un cordón sanitario a un partido constitucionalista como el PSOE”.

“Lo que estamos escuchando es muy preocupante. Es un discurso que pone en entredicho mucho de lo que hemos conseguido. Por eso, lo único que les pido es que escuchen lo que ha dicho su socio y que, si no quieren escucharme a mí, al menos escuchen el consejo y la acción de sus partidos europeos hermanos”. 

Photo gallery Las fotos del primer día de investidura de Sánchez See Gallery

VODAFONE PARA EL HUFFPOST