Un exconsejero de Ayuso denuncia que el hospital de Ifema dejó sin sanitarios a las residencias

Según Alberto Reyero, desde la Puerta del Sol se le negó el traslado de personas dependientes al hospital de campaña y también ha denunciado que había una "mano negra" para responsabilizarle por todo las muertes de ancianos.
|
Hospital de campaña de IFEMA:
Hospital de campaña de IFEMA:
Anadolu Agency via Getty Images

Alberto Reyero, exconsejero de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, ha escrito en el libro Morirán de forma indigna su testimonio de lo que sucedió durante los meses más duros de la pandemia en la región y sobre las numerosas muertes en las residencias de ancianos.

El expolítico de Ciudadanos ha denunciado en una entrevista en Cadena SER que hubo una mano negra desde la Puerta del Sol “con mensajes que estaban calando” para culparle sobre la desatención en las residencias de ancianos cuando realmente en el seno del gobierno de Ayuso había otras prioridades, como el hospital de campaña de Ifema.

“Me encontré con unos concejales del pp que me dicen que yo soy el responsable de lo que estaba ocurriendo como responsable de las muertes en las residencias”, ha apuntado.

Reyero ha recordado que durante una reunión del consejo de gobierno pidió más personal sanitario para atender a los contagiados en las residencias y la respuesta fue negativa. ”Me dicen que no en ese momento estaban en toda la propaganda que giraban al hospital de campaña, la mayor parte de los medios sanitarios estaban orientados a IFEMA porque entiendo que daba más rédito propagandístico”, ha denunciado.

Ante esta respuesta, Aimar Bretos ha ido más allá y le ha preguntado directamente si el hecho de que se creara el hospital de Ifema “supuso que mueriera gente en las residencias desatendida”. “Sin ninguna duda. Supuso una aspiradora de personal sanitario que existía en las residencias, aparte de que no llegó el personal que tenía que haber llegado que era el de atención primaria”, ha respondido.

Reyero también ha cargado contra su excompañero en el gobierno, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, por su comportamiento frío, sobre todo cuando planteaba la movilización de personal sanitario a las residencias. “La respuesta de Ruiz Escudero era muy fría, no me escuchaba. No recibí respuesta nunca”, ha relatado.

“En 45 días, en Ifema solo murieron 16 personas. En esa mismo período, en residencias murieron 5.000. El colmo es que encima decían que los que salían de Ifema, salían sanados. Y desde las residencias, solo se trasladaron 23 personas de residencias porque me dijeron que no cuando pedía que se movilizara a pacientes dependientes”, ha continuado.

Además, aunque Reyero ha asegurado que tuvo el apoyo de Ciudadanos y de Ignacio Aguado no ha podido evitar reconocer que “se sintió muy solo”.

Una vez que ya todo la pandemia está más controlada y con Reyero fuera de la política y del partido, no busca un recorrido legal donde se busquen culpables y responsables de las miles de muertes, sino más un aprendizaje para nuevas pandemias. “No nos podemos permitir que en una nueva pandemia nos puede ocurrir esto mismo porque es una discriminación pensar que a estas personas pensar les tocaba morir y haya que luchar contra eso”, ha concluido.