NOTICIAS
21/08/2019 08:48 CEST

Andalucía se retrasó cinco días en retirar la carne con listeria

La Junta inició la inmovilización del producto el día 14 pese a que sabía desde el 9 que una de las dos muestras analizadas dio un resultado “altamente positivo” a la bacteria

El diario El País publica este miércoles que la Junta de Andalucía no adoptó las primeras medidas necesarias para retirar la carne mechada causante del brote de listeriosis hasta el miércoles pasado, a pesar de que cinco días antes ya tenía “muy acotado” su posible origen: o provenía de los productos de la marca La Mechá —como finalmente quedó confirmado— o el de un fabricante de Málaga, al final descartado.

Un documento interno del Laboratorio Municipal de Sevilla, al que ha tenido acceso este diario, detalla las comunicaciones mantenidas entre el laboratorio y la Consejería de Salud. La Cadena SER, más tarde, ha conseguido que Salud le confirme estas comunicaciones y este retraso en la toma de decisiones de un problema que afecta ya a 114 personas y ha costado la vida a una anciana en Sevilla

El escrito revisado por El País dice que la Junta remitió el jueves, 8 de agosto, dos muestras de carne -una de la marca La Mechá y la otra del otro fabricante- al laboratorio, para que confirmara si estaban relacionadas con los casos crecientes de esta enfermedad, concentrados en las provincias de Sevilla y Huelva. Las entrevistas con los enfermos habían puesto a las autoridades sobre esta pista.

Al día siguiente, el laboratorio “comunicó telefónicamente al Distrito Sanitario” de la Consejería de Salud que la “muestra 700439/19 es altamente positiva” por listeria, según consta en el documento. Estos resultados fueron confirmados por nuevos análisis hechos entre el sábado día 10 y el lunes 12. “La Junta, sin embargo, no solicitó información adicional hasta el martes 13. Y no fue para iniciar los trámites para retirar del producto, sino para pedir aclaraciones sobre las “características organolépticas” de la muestra positiva”, señala este medio. 

El motivo de la consulta, aclara, estaba en que se había producido un error que identificó la carne de la marca La Mechá como la del otro fabricante y viceversa. ¿De quién es el fallo? No se sabe, si del personal de la Junta andaluza al entregar las muestras o del propio laboratorio, al etiquetarlas. 

Tras subsanarse el error el mismo día 13, no fue hasta el 14 cuando el Gobierno andaluz (ahora en manos de la suma PP-Ciudadanos) empezó a poner en marcha la maquinaria para retirar los productos. “El miércoles 14 de agosto se nos solicita la ratificación de la información suministrada el día 13 vía telefónica mediante un informe con el fin de poder declarar una alerta sanitaria”, suscriben los responsables del laboratorio.

La empresa Magrudis, fabricante de la carne mechada causante del brote, recibió en la tarde del mismo día 14 la orden de la Junta de detener su producción. Al día siguiente, la Junta decretó la alerta sanitaria y el viernes 16, tras descubrir que algunos lotes habían sido comercializados fuera de Andalucía, avisó a las otras autonomías y a la Agencia Española de seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), según informó ayer su directora, Marta García.

De hecho, la asociación de consumidores FACUA denunció en las redes sociales, cuando salió la noticia, que ellos tenían casos confirmados e informados y que la Junta, pese a ello, no actuaba. 

AGENCIA EFE

SOMOS LO QUE HACEMOS