Aragonès urge a JxCat a resolver sus "dudas" sobre su continuidad en el Govern

El president ha pedido la palabra antes de la última jornada del debate de política general en el Parlament para marcar posición tras la crisis abierta en el Govern.
El president Pere Aragonés, en una imagen de archivo.
El president Pere Aragonés, en una imagen de archivo.
Quique García / EFE

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha urgido a JxCat a resolver con “celeridad” sus “dudas” sobre su continuidad en el Govern, ya que ha considerado que Cataluña necesita que sus instituciones estén “al cien por cien” al servicio de la ciudadanía.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha pedido la palabra en el inicio de la última jornada del debate de política general en el Parlament, en la que el hasta ahora vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, ya no se sienta en la bancada de los miembros del Ejecutivo en el hemiciclo.

Aunque el president no suele intervenir en la última sesión del debate de política general, dedicada al debate y votación de las propuestas de resolución presentadas por los grupos parlamentarios, Aragonès ha decidido hacerlo para marcar posición tras los tormentosos acontecimientos de los últimos días.

El martes por la noche, JxCat amenazó con pedir al presidente de la Generalitat que se someta a una cuestión de confianza, lo que derivó en que al día siguiente, Aragonès, enojado por lo que consideraba una “deslealtad” intolerable de sus socios, decidiese destituir a Puigneró, lo que sitúa a JxCat al borde de la ruptura con ERC.

Junts anuncia que presentará una propuesta para cumplir el acuerdo de Gobierno

El presidente del grupo de JxCat en el Parlament, Albert Batet, ha invocado este viernes el “espíritu del 1-O”, de unidad independentista, para emplazar al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, a un último esfuerzo para salvar la coalición de gobierno: “Aún estamos a tiempo de arreglarlo”.

“Por nosotros no quedará”, ha asegurado Batet en su réplica a la intervención de Aragonès en el arranque del debate de política general. Batet ha afirmado que JxCat tiene “toda la voluntad” de llegar a un acuerdo en las 72 horas que se ha dado de margen, antes de que el lunes la dirección del partido convoque una consulta a la militancia para los días 6 y 7 de octubre, para decidir si hay que salir o no del Govern, después de que Aragonès destituyera al vicepresidente del ejecutivo catalán, Jordi Puigneró.

En las próximas horas, JxCat hará llegar a Aragonès “una propuesta con concreciones, garantías y plazos sobre el cumplimiento del acuerdo de gobierno”, ha señalado Batet, que ha emplazado al president y a su partido a “arremangarse” en busca de un acuerdo.

“Dar la cara”

El presidente ha iniciado su intervención apuntando que “en momentos complejos siempre hay que dar la cara”, algo que él “siempre” hará.

Tras asegurar que le hubiera gustado que el debate de política general se hubiera centrado en las urgencias económicas, sociales y energéticas que debe afrontar Cataluña, como también la propuesta que él puso sobre la mesa el martes para pactar un referéndum con el Estado, Aragonès ha apuntado que “lamentablemente” no ha podido ser así.

“Estoy aquí para dar la cara y un mensaje: necesitamos instituciones al cien por cien al servicio de la ciudadanía. Es evidente que determinados debates, dudas y ruido no contribuyen a que estemos centrados en esas cuestiones y no a los debates de los partidos. Es importante que estemos centrados en dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía”, ha afirmado.

“Hay decisiones que no dependen de mí y han de tomarse con máxima celeridad”

- Pere Aragonès, president de la Generalitat de Catalunya

Su compromiso, ha dicho, es “continuar defendiendo las instituciones de Cataluña” y continuar ejerciendo sus funciones como presidente, “defendiendo un Gobierno centrado al cien por cien en las necesidades de la ciudadanía”.

Por ello, ha lanzado un mensaje claro a sus socios de Gobierno: “Es necesario que las dudas, debates y posiciones que pueda haber se resuelvan con máxima celeridad. Hay decisiones que no dependen de mí y han de tomarse con máxima celeridad”.

Ha insistido en que su “apuesta y prioridad” es que “el Gobierno actual pueda continuar” y que el Ejecutivo esté “focalizado al cien por cien en resolver los problemas urgentes y estructurales”.

“Querría que la actuación de próximos días y semanas, y los próximos meses y el resto de la legislatura se centre en estos objetivos. Mi compromiso es hacer todo lo posible para que sea así”, ha sentenciado.

Pere Aragonés

Pere Aragonès