POLÍTICA
24/08/2021 14:06 CEST | Actualizado 24/08/2021 16:43 CEST

Así se ha gestado el nuevo "tamayazo" en Madrid del que habla Más Madrid

La formación acusa al PP “literalmente” de comprar “tránsfugas” para aprobar su ordenanza municipal y desde el ayuntamiento niegan la mayor.

EFE
Los cuatro ediles 'díscolos' de Más Madrid.

Los cuatro ediles “díscolos” de Más Madrid –Marta Higueras, José Manuel Calvo, Felipe Llamas y Luis Cueto– podrán formar grupo mixto. Todos ellos abandonaron la formación hace seis meses por discrepancias con la dirección y presentaron de manera independiente el movimiento Recupera Madrid, que había quedado suspendido hasta la fecha.

Ahora, los servicios jurídicos del Ayuntamiento de la capital han confirmado la creación del grupo mixto integrado tras desestimar el recurso interpuesto por la formación. No obstante, habrá un plazo de dos meses para interponer un recurso contencioso administrativo contra esta decisión.

¿Cómo se ha gestado el nuevo “tamayazo”, como dice Más Madrid?

Los cuatro concejales fueron en la lista encabezada por Manuela Carmena. Durante el mandato de la exalcaldesa, Higueras pasó a formar parte del equipo de Gobierno Municipal como Primera Teniente de Alcalde además de Delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo. Ocupó también los cargos de Presidenta de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo, de Mercamadrid y de la Agencia para el Empleo.

Por su parte, Calvo fue concejal de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento y vicepresidente de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), así como, posteriormente, portavoz de la comisión de Desarrollo Urbano y de Obras y Equipamientos. Mientras Llamas fue vocal en las comisiones de Vicealcaldía y especial de Cuentas, y Cueto Coordinador General de la Alcaldía.

Todos ellos decidieron romper con Más Madrid el pasado tres de marzo y elevaron una consulta a los servicios jurídicos del pleno del Ayuntamiento de Madrid para dirimir su situación y la del grupo municipal.

Un informe del secretario del pleno del Consistorio planteó en un escrito a finales del mes de marzo su integración en el grupo mixto como la mejor solución, en lugar de figurar como ediles no adscritos.

La fórmula fue confirmada entonces por una resolución de la presidencia del pleno del 5 de abril, que declaró constituido el grupo mixto. Sin embargo, la presentación de un recurso por Más Madrid hizo que la decisión quedara en suspenso tras su admisión a trámite el pasado 13 de abril.

Por su parte, los cuatro concejales presentaron asimismo otro recurso contencioso-administrativo contra el Ayuntamiento para exigir la reactivación del trámite de creación de su nuevo grupo mixto en el mes de junio, alegando que sus derechos fundamentales de participación política se estaban vulnerando ya que llevaban tres meses sin poder participar en las sesiones plenarias, en las comisiones municipales y las Juntas Municipales de Distrito.

Ahora, tras la desestimación del recurso de Más Madrid, la creación del grupo mixto deja de estar en suspensión, por lo que los cuatro ediles podrán participar en el pleno municipal previsto el 10 de septiembre, donde se votará la nueva ordenanza de movilidad que regula Madrid Central tras su anulación judicial.

“No tiene nada que ver con transfuguismo”, responden desde el Ayuntamiento

Desde el Ayuntamiento niegan la mayor y aseguran que la salida de los cuatro exediles de Más Madrid nada tiene que ver con ellos. Fuentes internas del consistorio defienden a El HuffPost que la ordenanza “la llevamos preparando más de un año y se ha acelerado todo tras la caída de Madrid Central”.

Aseguran que este proyecto no nace de la nada, pues “hay una ley estatal que obliga a ciudades de más de 50.000 personas a tener zonas de bajas emisiones. Más Madrid y PSOE se negaron a apoyarlo sin leer, Vox se niega a que haya una zona así y Recupera Madrid quiere apoyar un proyecto que ven en línea con el de Manuela Carmena”.

“Estas cuatro personas se fueron del partido en marzo, esto no tiene nada que ver con transfuguismo ni esas acusaciones que se nos han hecho”, añaden desde las filas populares

Más Madrid acusa de transfuguismo

La resolución ha desatado un terremoto en el tablero político que ha saltado a las redes. Concejales de Más Madrid han acusado a través de Twitter a los ediles de Recupera Madrid de pactar con el Gobierno municipal de José Luis Martínez-Almeida para apoyar la nueva ordenanza de movilidad a cambio de formar el grupo mixto -la legislación saldrá previsiblemente adelante con su apoyo, mientras que Más Madrid y PSOE votarán en contra y Vox la rechazará -o se abstendrá-.

La portavoz municipal de Más Madrid, Rita Maestre, ha criticado al alcalde de aprobar una “mala ordenanza” con votos conseguidos a través de recursos económicos y humanos. “El viejo PP de siempre, la peor política”, ha aseverado.

 

Por su parte, la portavoz en la Asamblea de Madrid y líder de la oposición, Mónica García, ha acusado a los cuatro ediles de transfuguismo por “dar votos a cambio de favores políticos”.

“Las coincidencias en política no son meras coincidencias. Cuando alguien da votos a cambio de favores políticos, en este caso se llama transfuguismo”, ha señalado García en declaraciones a la Cadena Ser.

García ha lamentado que hayan decidido “abandonar el legado” de Manuela Carmena por un proyecto que va a traer “más contaminación y peor salud a los madrileños”. “Es triste. Se antepone los sillones por encima de los intereses de Madrid. Una ordenanza de movilidad más contaminante la van a pagar en salud a cambio de que cuatro señores le den los votos a Almeida”, ha insistido.

A través de un comunicado, la formación ha acusado al PP “literalmente” de comprar “tránsfugas”, “saltándose el pacto Antitransfuguismo y metiendo a nuestras instituciones en el barro”. “Todos los partidos deberían estar juntos contra el transfuguismo pero el PP se desmarca y los compra, sin importarle el daño que esto hace a nuestra democracia”, subraya la nota oficial.

Con fecha 7 de julio de 1998 fue suscrito el Acuerdo sobre un código de conducta política en relación con el transfuguismo en las corporaciones locales, conocido como Pacto Antitransfuguismo, que fue renovado en 2020.

El pasado 15 de junio, no obstante, el Partido Popular notificó al Gobierno su salida del mismo, según informaban, “por la negativa del actual Ejecutivo a crear una comisión de seguimiento”.

La marcha de los populares se producía poco después del terremoto político de marzo iniciado en Murcia tras la moción de censura que lanzó Ciudadanos al Gobierno regional, del PP, que finalmente fracasó después de que 3 diputados naranjas se pasasen al Ejecutivo del PP.

A través de un escrito esgrimieron que el 30 de marzo y el 8 de abril solicitaron iniciar una comisión de seguimiento de dicho pacto al Ministerio de Política Territorial y Función Pública, algo a lo que señalan que el ministro, Miquel Iceta, se negó.

De este modo, advirtieron que de no iniciarse la comisión, “daría por denunciado el pacto” y que “carecería de validez” a partir de esa fecha.

 
Photo gallery Mónica García haciendo cosas See Gallery