INTERNACIONAL
29/07/2019 18:56 CEST

Boris Johnson lanzará la mayor campaña de propaganda desde la Segunda Guerra Mundial

Más de 110 millones de euros para informar a la ciudadanía de su plan para sacar a Reino Unido de la Unión Europea

El primer ministro británico, Boris Johnson, lanzará la mayor campaña de propaganda gubernamental desde la Segunda Guerra Mundial para informar a la ciudadanía de su plan para sacar a Reino Unido de la Unión Europea el próximo 31 de octubre, según informa este lunes The Daily Telegraph.

Johnson ha prometido que el Brexit tendrá lugar en la fecha prevista, haya o no acuerdo de por medio. Con este compromiso sobre la mesa, el exministro de Exteriores fue elegido la semana pasada por sus compañeros tories como nuevo jefe de Gobierno en sustitución de Theresa May

El nuevo Ejecutivo destinará en los próximos tres meses unos 100 millones de libras (más de 110 millones de euros) en una batería de anuncios, principal eje de una campaña que han avanzado al Telegraph fuentes del Gobierno. Será una ofensiva sin precedentes en las últimas décadas y contará con presencia en radio, televisión y cartelería exterior.

El ministro de Hacienda, Sajid Javid, reconoció en un artículo en The Sunday Telegraph que el Gobierno lanzará “las mayores campañas de información pública de la historia” para preparar a ciudadanos y empresas para una salida abrupta de la UE. Las autoridades europeas ya han dejado claro que no renegociarán el actual acuerdo. 

La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, que precisamente este lunes ha tenido un encuentro con Johnson, ha descrito la inminente campaña propagandística como “una vergonzosa pérdida de dinero”. Tras su reunión, ha pedido públicamente al nuevo premier que no conduzca a Escocia “al desastre” con un Brexit sin acuerdo, y ha denunciado que su región fue “ignorada” durante este proceso.

“El pueblo de Escocia no ha votado por este Gobierno conservador, no ha votado por este nuevo primer ministro y ciertamente no ha votado por un catastrófico Brexit sin acuerdo que ahora Boris Johnson está planeando”, ha enfatizado.

Nuevos tiempos: la primera novia en Downing Street

Carrie Symonds, la novia de 31 años de Boris Johnson, de 55, se mudará con él a la residencia oficial del primer ministro en el número 10 de Downing Street, en el centro de Londres, confirmó este lunes un portavoz gubernamental. La fuente dijo que Johnson, que asumió el cargo el pasado miércoles, “se muda hoy oficialmente”, y precisó que “sí, su pareja vivirá aquí” y ello “no supondrá un coste adicional” para las arcas del Estado.

No aclaró si los novios se instalarán en el apartamento que hay encima del despacho del jefe del Gobierno en el número 10 o si, en cambio, como había publicado la prensa, optarán por el más espacioso situado encima del número 11, donde normalmente reside el canciller del Exchequer o ministro de Economía con su familia.

El nuevo líder tory y Symonds se convierten en todo caso en la primera pareja no casada en residir oficialmente en sede gubernamental. Hasta hace poco Johnson, que se está divorciando de su segunda esposa, la abogada Marina Wheeler, con la que tiene cuatro hijos, vivía en el piso de Symonds en Camberwell, en el sur de Londres.

Ambos protagonizaron el pasado junio una trifulca doméstica a gritos que hizo que unos vecinos llamarán a la Policía -que no presentó cargos- y que fue difundida por la prensa.

A diferencia de la Primera Dama de Estados Unidos, la pareja del primer ministro británico puede mantenerse al margen de las labores oficiales, y en este caso está por ver el perfil que adoptará Carrie Symonds, quien antes fue publicista del Partido Conservador, así como asesora de prensa de varios políticos tories. Hija del periodista Matthew Symonds -uno de los fundadores del periódico The Independent- y la abogada Josephine Mcaffee, la joven londinense trabaja ahora como asesora de la organización americana Oceana, dedicada a la protección de los océanos.

QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Las cosas de Boris Johnson See Gallery

ESPACIO ECO