INTERNACIONAL
08/10/2019 13:14 CEST | Actualizado 08/10/2019 16:15 CEST

Bruselas estalla contra Boris Johnson: "No quieres un trato, no quieres una extensión, ¿quo vadis?"

Poca broma ya a estas alturas del juego, Boris.

REUTERS
Boris Johnson

La unión Europea ha dicho basta a Boris Johnson y sus (no) planes para el Brexit. Y lo ha dicho bien clarito, de la mano del presidente del Consejo Europeo Donald Tusk.

“Lo que está en juego no es ganar un juego de culpa estúpido. Está en juego el futuro de Europa y de Reino Unido, así como la seguridad e intereses de nuestra gente. No quieres un trato, no quieres una extensión, no quieres revocar, ¿quo vadis?”, ha escrito en su cuenta de Twitter Tusk.

El mensaje lo ha publicado justo cuando se ha sabido que el Gobierno británico ha dado por hecho que el acuerdo con la Unión Europea para que Reino Unido abandone el bloque de forma ordenada el 31 de octubre es “básicamente imposible”. Así se lo ha constatado este martes el primer ministro, Boris Johnson, en una conversación telefónica a la canciller alemana, Angela Merkel.

Johnson y Merkel han hablado a primera hora de la mañana y, según fuentes de Downing Street, la jefa del Gobierno de Alemania ha advertido de que la posibilidad de que la UE acepte las propuestas presentadas la semana pasada por Londres es “abrumadoramente improbable”, según informa la BBC.

La canciller le ha recordado al premier británico que una de las condiciones para que haya acuerdo es que precisamente Irlanda del Norte permanezca en la unión aduanera en caso de que las partes no logren sellar un pacto específico para evitar la ‘frontera dura’ con Irlanda.

La salida de la unión aduanera, así como el límite de cuatro años para permitir sin trabas el comercio de bienes, forma parte del plan que Johnson trasladó a Bruselas la semana pasada para eliminar la actual salvaguarda, conocida por el término ‘backstop’ en la jerga comunitaria. El primer ministro espera ahora la respuesta formal de Bruselas, que ya ha expresado sus suspicacias.

Las conversaciones con Bruselas están a punto de romperse, a pesar de que Reino Unido ha hecho un gran avanceBoris Johnson

Downing Street considera que el contacto entre Johnson y Merkel ha sido “esclarecedor”, en la medida en que evidencia cuál es la postura de cada una de las partes. “Las conversaciones con Bruselas están a punto de romperse, a pesar de que Reino Unido ha hecho un gran avance”, ha insistido la oficina del primer ministro.

Londres insiste en lo suyo

Durante estos últimos días, tanto Johnson como otros miembros de su Gobierno han alegado que el plan con el que Londres quiere llegar a un nuevo acuerdo y salir con garantías del bloque el próximo 31 de octubre supone una “gran cesión” por parte de Londres.

La oposición, entretanto, ha echado en cara a Johnson que haya presentado una propuesta destinada al fracaso. El portavoz laborista para el Brexit, Keir Starmer, ha denunciado “un intento cínico de sabotear las negociaciones” y ha acusado al jefe del Gobierno de intentar eludir su responsabilidad por “no presentar un acuerdo creíble”.

Los partidos opositores y un grupo de ‘tories’ disidentes de la línea oficial lograron aprobar en septiembre una ley para obligar a Johnson a pedir una nueva prórroga si no hay ningún acuerdo antes del 31 de octubre, pero el primer ministro ha defendido en reiteradas ocasiones que no contempla dicha posibilidad.

El ‘número dos’ del Ejecutivo, Michael Gove, ha reiterado este martes que “la principal prioridad” de Londres sigue siendo “preparar al país para el Brexit el 31 de octubre, con o sin acuerdo”, según la agencia Reuters.

Photo gallery Las cosas de Boris Johnson See Gallery

ESPACIO ECO