TENDENCIAS
12/04/2019 07:30 CEST

¿Cansado de los mismos viajes de siempre? Apunta estas 10 aventuras de verdad

Hay que hacerlas al menos una vez en la vida.

EXPEDIA

¿Necesitas desconectar, aparcar la rutina, viajar... pero tus fechas no coinciden con las de tus amigos? ¿Y si te vas a tu aire? ¿Te preocupa aburrirte? A lo mejor nunca te lo habías planteado, pero la verdad es que hay pocas cosas más emocionantes, reconfortantes y enriquecedoras en esta vida que irse uno a su bola por el mundo. Estas 10 actividades de Expedia.es dan buena fe de ello, y encima puedes hacerlas en destinos increíbles. Decide la tuya y no te olvides de meter en la mochila un buen paloselfi si quieres que tu cuenta de Instagram termine echando humo...

1. Lánzate al vacío (¡con cuerda, claro!) en Queenstown (Nueva Zelanda)

EXPEDIA

Busca imágenes del puente Kawarau y descubrirás que, además de estar rodeado de ese típico paisaje neozelandés que quita el hipo a cualquiera, es famoso entre los viajeros más intrépidos por otro motivo. Y es que aquí se encuentran las primeras instalaciones comerciales para hacer puenting. ¿Te atreves? ¡Son solo 43 metros de altura! Desde ahí arriba disfrutarás de unas vistas fascinantes. Una vez abajo, tras haber liberado tal cantidad de adrenalina por el salto, no habrá nada que se te resista. Y, si has hecho algún amigo en tu viaje, puedes decirle que se lance contigo o, si no es tan audaz, que te acompañe y te grabe para presumir después en casa de lo valiente que eres.

2. Desafía al vértigo en Vancouver (Canadá)

EXPEDIA

Otro puente mundialmente conocido es el de Capilano, ¡aunque este es colgante! Se encuentra a 70 metros de altura y mide 137 de largo (¡casi nada!). Además de poner a prueba tus vértigos, el puente te ofrece unas vistas más que espectaculares al bosque tropical de la hermosa Columbia Británica. De hecho, dicen que el contacto con la naturaleza en este parque es inigualable. ¿Te animas a descubrir el lado más salvaje de Vancouver?

3. Piérdete 4 días por Filadelfia, Washington y las cataratas del Niágara (EEUU)

EXPEDIA

Irse a la aventura está de lujo, pero un poco de organización tampoco viene mal de vez en cuando, especialmente si se la encargas a otro, ¿no? Esta excursión de cuatro días permite explorar la belleza natural y la riqueza histórica de los alrededores de Nueva York. El primer día te llevan por el lado estadounidense de las archiconocidas cataratas del Niágara; el segundo, continuarás explorando las cataratas (esta vez en barco) hasta llegar a Nueva Jersey; el tercero, te sorprenderá Filadelfia y, el cuarto, pondrá la guinda la excursión a la capital del país: Washington D. C. Desde luego, son unos días bien completitos.

4. Aprende lo mejor de la cocina griega (Atenas, Grecia)

EXPEDIA

Sí, la Acrópolis es visita obligada en Atenas, pero tanto templo aquí y allí también consume energía y habrá que reponer fuerzas en algún momento... Ya que la capital griega no solo es famosa por su riqueza histórica, sino también gastronómica, ¡hay que aprovechar! Pero ¿y si además eres tú tu propio chef? Diavlos es una taberna tradicional que ofrece clases de cocina griega: te recogen, te enseñan los ingredientes y te aconsejan para que vayas preparando tu propio festín. La bebida y la comida están incluidas en el precio, pero tendrás que poner de tu parte para que te quede bueno. Ah, ¡las clases son en inglés! Pero a estas alturas ya todos tenemos un nivel medio según el currículum...

5. Mímate con cava y masajes (Tenerife, España)

EXPEDIA

Que sí, que las playas de Canarias son estupendas y siempre hace sol… ¿Pero no te apetece hacer algo distinto además de tirarte a la bartola como un guiri más? ¿Y si además de broncearte aprovechas para mimar tu piel en el spa? El Aqua Club Termal ofrece un circuito termal de tres horas con tratamientos y un masaje privado de 30 minutos que te darán la vida. Y, entre sesiones y piscinas varias, puedes picar un plato de fruta fresca y acompañarlo de una copa de champán. ¡Esto sí que es viajar con estilo!

6. Aprende a reparar cerámica (Tokio, Japón)

EXPEDIA

Aprovecha tu viaje para descubrir la belleza de las cicatrices con la antigua técnica japonesa del kintsugi. Seguro que has oído hablar de ella... O quizás no. Bueno, pues nunca es tarde para conocerla y, por qué no, ¡aprenderla! Un artesano experto en kintsugi te enseñará (¡en inglés!) los fundamentos de este arte japonés que busca embellecer las grietas destacándolas con una laca que mezcla oro y otros metales preciosos. Ah, la laca tradicional se elabora con una hiedra venenosa, pero aquí trabajarás con un sustituto para no morir en el intento y poder contarlo... Además, podrás llevarte tu pieza ¡y presumir de obra de arte!

7. Explora el lado gastronómico de Kreuzberg y Neukölln (Berlín, Alemania)

Maremagnum via Getty Images

 

Otra visita organizada, esta vez por los barrios más eclécticos de Berlín, perfecta para los que queremos todo hecho y somos de buen comer. Te sorprenderán los excelentes restaurantes que te encontrarás por los barrios de Kreuzberg y Neukölln. Bueno, en realidad no te los encontrarás: será un guía el que te lleve. Es fascinante la mezcla de puntos de interés que verás a tu paso, desde edificios modernos hasta zonas revitalizadas con un toque artístico que no deja a nadie indiferente. De nuevo, la visita es en inglés, pero habíamos quedado en que lo teníamos dominado, ¿no?

8. Corta las olas de Bondi Beach (Sidney, Australia)

jamesphillips via Getty Images

El surf siempre está de moda, y eso lo sabemos todos. Si Tarifa o el Algarve se te quedan pequeños, ha llegado la hora de visitar la meca del surf. No hay mejor sitio para dar envidia a tus followers (y sobre todo a tus haters) desde una tabla que hacerlo desde la mundialmente famosa Bondi Beach. Apúntate a las clases de medio día: te recogen en el hotel, te dan comida ¡y te enseñan a surfear! Puedes ir practicando tus poses surferas, ¡te harán falta!

9. Recorre los bares de Edimburgo (Escocia)

EXPEDIA

Donde fueres, haz lo que vieres... Y todos sabemos que Edimburgo presume de ofrecer noches memorables, especialmente por la calidad y el ambiente de sus bares y pubs. ¿Y quién dijo que viajar solo impide salir de fiesta? Únete a alguna de las rutas organizadas por los locales de moda de la ciudad: conocerás gente, disfrutarás de acceso VIP y ¡te lo pasarás de lujo! El precio incluye las entradas, tres chupitos y una copa de whiskey... El resto correrá por tu cuenta, pero un día es un día... ¡o una noche!

10. Surca los cielos de San Francisco (California, EEUU)

EXPEDIA

 

¿Te has imaginado alguna vez pilotando un avión? Pues en San Francisco puedes aprovechar para irte de excursión por todo lo alto ¡y dirigir tú los mandos! Bueno, sin fliparse demasiado, obviamente tendrás un piloto profesional que se encargará de hacer su trabajo y velar por tu seguridad. La experiencia es alucinante y querrás contarla, ¿no? Eso sí: cuando esté todo controlado, te pedirá que ocupes su asiento y dirijas la aeronave con la ayuda de tu instructor. Respira hondo y disfruta del fantástico paisaje de la península. Como no se puede tener todo, la foto no está incluida en el precio, pero seguro que la experiencia la llevarás siempre en el recuerdo.

Photo gallery Los viajes soñados de los españoles See Gallery
Photo gallery 12 tipos de viajes que hacer alguna vez en la vida See Gallery