Carlos Alcaraz gana a Korda y pasa a octavos de final de Roland Garros

Tras vencer al tenista estadounidense en tres sets (4-6, 4-6, 2-6).
Carlos Alcaraz.
Carlos Alcaraz.
CHRISTOPHE PETIT TESSONEFE

Carlos Alcaraz vence a Sebastian Korda (6-4, 6-4, 6-2) y pasa a octavos de Roland Garros, tras poco más de dos horas de partido. Se suma así a Rafa Nadal y a Zapata que también continúan en el torneo.

Con esta victoria, el tenista murciano se convierte a sus 19 años en el más joven en alcanzar los octavos de final del torneo desde 2006. Alcaraz se medirá por un puesto en cuartos de final contra el ruso Karen Khachanov, que se deshizo del 10 del mundo, el británico Cameron Norrie, por 6-2, 7-5, 5-7 y 6-4.

A Alcaraz no le tembló el pulso pese al rival que tenía delante. El murciano se enfrentaba al único tenista capaz de tumbarle esta temporada en tierra batida, pero estuvo por encima de los precedentes. Un partido perfecto que le otorga el billete para octavos de final, donde se verá las caras con el ruso Karen Khachanov.

“Es increíble, he disfrutado muchísimo del partido, me encanta jugar con este público”, dijo Alcaraz tras arrasar a Korda en una noche donde todo salió bien para el tenista español en su segundo partido como profesional en la pista Philippe Chatrier. “Me lo paso bien jugando al tenis, me lo paso bien en este tipo de pistas”, añadió con descaro.

Alcaraz arrancó con decisión y en el tercer juego ya había roto el servicio de Korda. Toda una declaración de intenciones, sobre todo cuando el español lo pasó mal en el quinto asalto. Su volea cerca de la red le dio alas para mantener la compostura y abrochar la primera manga con un 6-4 sobresaliente.

Korda intentó levantarse del traspié pero volvió a encontrar una severa resistencia en el español, insaciable desde el fondo de la pista y capaz de ejecutar golpes mágicos que parecían perdidos para cualquier humano. Esa vitalidad -y otra rotura en el ecuador del segundo set- pusieron en ventaja al jugador de El Palmar, más cómodo de lo que nadie hubiera imaginado en tal escenario.

Ni su entrenador, Juan Carlos Ferrero, daba crédito desde la grada a la soltura con la que su pupilo estaba despachando el principal escollo en este Roland Garros tras el apuro del pasado miércoles. En el tercer set todo fue más fácil, con un Korda venido a menos y un Alcaraz crecido, el murciano fue imposible de parar con su ‘drive’.

El 6-2 final refleja la superioridad de este joven emergente que sigue derribando puertas en la historia del tenis. Su próximo objetivo será el ruso Khachanov, cabeza de serie número 21 en París, antesala de un hipotético duelo ante el alemán Alexander Zverev o el también español Bernabé Zapata, una de las sorpresas del torneo.