POLÍTICA
12/07/2019 14:52 CEST

Casado culpa a Sánchez del "bloqueo" de la situación: "La responsabilidad es sólo suya"

El líder del PP niega que su partido tenga que favorecer la investidura.

EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha rechazado este viernes que su partido tenga que favorecer la investidura del socialista Pedro Sánchez porque “la responsabilidad para desbloquear” la situación “solo es suya” y no de grupos parlamentarios que están “en las antípodas” de la izquierda.

En una comparecencia ante la prensa tras asistir en Valladolid a la toma de posesión del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, Casado ha recordado que el propio Sánchez dijo a Mariano Rajoy cuando buscaba apoyos para su última investidura que su responsabilidad era “en exclusiva”.

Casado ha reprochado a Sánchez que lleve “dos meses sin hacer ningún esfuerzo” por conseguir los apoyos necesarios para ser investido como presidented del Gobierno y que en este mismo tiempo no haya formulado “una sola propuesta de futuro” para España.

Ha reconocido que “es más sencillo gobernar en solitario”, pero ha añadido que Sánchez tendría “difícil explicar” cómo pretende gobernar en solitario “con un resultado tan limitado de 123 escaños”, sin dar cabida a otras formaciones.

El líder popular ha negado que esto signifique que le guste un gobierno del PSOE con Podemos, sino “todo lo contrario”, pero ha insistido en la dificultad de Pedro Sánchez para explicar que lo que ha hecho en hasta siete autonomías, al formar gobiernos con la formación de Pablo Iglesias y otros partidos, no lo repetiría a nivel nacional.

Casado ha afirmado que en realidad Sánchez “ya ha elegido con quién quiere gobernar”, en referencia a partidos independentistas y sus acuerdos en autonomías y ayuntamientos, entre los que ha destacado el intento de los socialistas por “blanquear a Bildu” en lugares como Navarra.

Sobre las fallidas formaciones de gobierno en Madrid y Murcia, Casado ha reiterado que es “optimista” y ha apelado a sus contactos con los dirigentes nacionales de sus interlocutores en ambos territorios, Albert Rivera (Cs) y Santiago Abascal (Vox).

En este sentido, se ha mostrado seguro de que “se puede hacer un programa de gobierno” entre estas formaciones porque algunos de los puntos incluidos en los documentos trabajados hasta el momento las “lleva en su programa electoral” la formación de extrema derecha.

De hecho, ha hecho referencia al partido ultraconservador para “ponderar satisfactoriamente” la abstención de su único procurador autonómico en Castilla y León el pasado martes, en el debate de investidura de Alfonso Fernández Mañueco (PP), pese a que el acuerdo de gobierno en esta Comunidad ha sido únicamente con Ciudadanos al sumar los 41 escaños que dan la mayoría absoluta y el apoyo de Vox en este caso no es necesario y no ha participado en las negociaciones.

Photo gallery Pablo Casado See Gallery

ESPACIO ECO