POLÍTICA
08/09/2020 14:41 CEST | Actualizado 08/09/2020 15:55 CEST

Casado se escuda en que "era diputado por Ávila" para desligarse del espionaje a Bárcenas

El líder del PP asegura que "hasta que no haya sentencia", no comentará el caso que puede imputar a Rajoy, Cospedal y Fernández Díaz.

FERNANDO VILLAR via Getty Images
Pablo Casado, el pasado 2 de septiembre en Moncloa tras reunirse con Pedro Sánchez.

El líder del PP, Pablo Casado, se ha escudado este martes en que “era diputado por Ávila” y no tenía “responsabilidades en el PP” para desligarse del espionaje al extesorero del partido Luis Bárcenas que investiga la operación Kitchen.

No obstante, ha asegurado que “hasta que no haya sentencia” no va a valorar las revelaciones la supuesta trama, a cargo de fondos reservados, para hacerse con material comprometedor para los populares en manos de Bárcenas.

Además, el dirigente popular ha lanzado la sospecha sobre la Fiscalía General del Estado, porque la encabeza la exministra socialista Dolores Delegado. “No puedo comentar el escrito de acusación de la Fiscalía”, ha zanjado Casado. El juez Manuel García Castellón de la Audiencia Nacional investiga el presunto espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas por parte del Ministerio del Interior en la época de Jorge Fernández Díaz y del Partido Popular para ocultar documentos relacionados con dirigentes de ese partido. 

Es una pieza derivada (la número siete) del caso Villarejo que tiene entre manos la Audiencia Nacional. Según el juez, este encargo de espionaje se habría llevado a efecto al menos desde 2013 hasta 2015 y consistiría en la captación y la manipulación como colaborador-informante de la Policía de Sergio Ríos Esgueva, conductor de Rosalía Iglesias, esposa de Luis Bárcenas.

Pablo Casado, quien ha hablado en una entrevista en El Mundose ha distanciado con los hechos de aquella época. “En esos años yo era diputado por Ávila y no tenía responsabilidades en el partido”, ha asegurado, subrayando que esta investigación viene de “tiempos muy pasados” y que él mantiene su compromiso cuando tomó las riendas del PP, de que le guíe la “honorabilidad” y “ejemplaridad”.

El líder del PP ha llamado a respetar la “presunción de inocencia” para Rajoy y Cospedal, porque las sospechas sobre ambos están citadas únicamente en un escrito de la Fiscalía. “Ni siquiera hay una imputación. Por favor, seamos prudentes”, ha reclamado.

Además, ha defendido que en otras ocasiones se han instruido investigaciones que afectaban al PP con “mucho eco periodístico” que, finalmente, no terminaron en una condena para su formación.

Photo gallery Pablo Casado See Gallery