BLOGS
06/01/2020 16:14 CET | Actualizado 06/01/2020 16:14 CET

Cavatelli a la carbonara

Así se hace una carbonara de verdad.

A. M.

Para la carbonara:

  • 200g de cavatelli
  • 90g de parmesano o pecorino romano, finamente rallado, más un extra para servir
  • 4 yemas de huevo
  • 75g de panceta o guanciale, cortada en lardones
  • 3 diente de ajo picado o laminado
  • 6g de sal
  • 12g de pimienta negra

Para los cavatelli:

  • 200g de harina de sémola, más extra para el polvo
  • 100ml de agua caliente

Poner la harina de sémola en un bol y añadir lentamente el agua. Cuando empiece a unirse, pasarla sobre una superficie enharinada y amasarla con las manos hasta conseguir masa suave y elástica. Envolver con film y dejar reposar durante 1 hora. En frío. Una vez reposada la masa, moldear la masa en forma de salchicha fina, de unos 0,6 cm de diámetro. Luego cortar en trozos de 2cm de largo. Con el dedo pulgar, presionar hacia abajo y rodar la pasta hacia ti, creando así la forma rizada. Repetir el proceso hasta que haya consumido toda la masa, pasando los cavatelli a una bandeja de harina de sémola para evitar que se peguen.

Mientras tanto, mezclar el parmesano con las yemas de huevo en un bol pequeño y reservar.

Cocinar la panceta en una olla grande hasta que esté crujiente. Una vez cocida, reservar por separado la panceta y la grasa que se ha liberado durante la cocción.

Cocer los cavatelli en agua hirviendo salada durante 3-5 minutos. Una vez cocida la pasta, reservar un cucharón de agua de la pasta y escurrirla.

Pasar la pasta a la sartén de la panceta y añadir la grasa de la panceta reservada y el ajo picado. Calentar suavemente la olla, retirar del fuego y revolver rápidamente la mezcla de yema de huevo y parmesano. Añadir un poco de agua de la pasta para emulsionar la salsa. Mezclar bien y añadir la panceta y la pimienta negra al gusto. 

Servir inmediatamente con un poco más de parmesano rallado.

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs