César Carballo avisa de lo que está viendo en urgencias entre los nuevos positivos por Covid

"Desde la trinchera".
El médico César Carballo.
El médico César Carballo.
Sergi González

César Carballo, médico popular por sus numerosas intervenciones en televisión durante la pandemia, ha avisado de algo que está empezando a ver en urgencias entre los nuevos positivos por coronavirus.

“Desde la trinchera: cosas que estamos viendo en urgencias: COVID en personas que hasta ahora no lo habían pasado, tardan más tiempo en negativizar el test de antígeno, cosa por otro lado plausible”, ha escrito en Twitter.

“Variante + contagiosa, e inmunidad híbrida (vacuna + infección) + potente”, ha señalado Carballo, quien en comentarios posteriores ha señalado que lo ideal es hacerse un test de antígenos a los siete días de dar positivo.

“Es muy probable que vuelva a dar positivo, entonces repita a los 2-3 días. Mientras salga positivo, prudencia, puede contagiar”, ha reclamado.

Además, ha lamentado que es “inexplicable” que los hospitales, con datos de sus trabajadores contagiados, “no muestren cuánto se tarda de media en función de vacunación/infección previa en negativizar test, y por lo tanto, no ser contagioso”.

″¿Acabar con una pandemia por decreto ley? No es buena opción”, ha zanjado.

Mientras, la investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) Margarita del Val se ha mostrado partidaria de administrar una cuarta dosis generalizada si es necesario, pero solo con una vacuna nueva que proteja contra las últimas variantes como ómicron.

Al respecto, ha explicado, antes de intervenir en Valencia en la primera Cumbre Internacional sobre Gestión de Pandemias, que la EMA (la Agencia Europea de Medicamentos en sus siglas en ingles) empezó a primeros de este año a establecer las reglas, junto con todas las agencias reguladoras mundiales, para las nuevas vacunas que hay que preparar frente a las variantes.

Así, ha destacado que hace poco la EMA informó de que algunas de ellas con la variante ómicron, y alguna anterior, están ya cercanas a poderse evaluar y, por tanto, más adelante, aceptarse. Por ello, ha señalado que la cuarta dosis, en caso de que sea necesaria, debería ser “de una vacuna nueva que esté hecha con las nuevas variantes”.