NOTICIAS
05/07/2019 18:03 CEST | Actualizado 05/07/2019 20:00 CEST

Ceuta sacrifica por un brote de rabia a varios perros que no tenían la rabia

Un cachorro infectado ingresó en una protectora de la ciudad autónoma a finales de junio.

Faba-Photograhpy via Getty Images

El consejero de Sanidad del Gobierno de Ceuta, Javier Guerrero (PP), anunció el pasado 27 de junio la declaración formal de un foco de rabia en la ciudad autónoma con nivel de alerta 1 tras confirmar el laboratorio de referencia que un cachorro ingresado en la Protectora de Animales a principios de mes tenía la enfermedad.

Guerrero explicó que una persona “identificada” trajo desde Marrruecos al can infectado, de tres meses de edad, el pasado 6 de junio y lo dejó en la Protectora, donde pasó casi dos semanas hasta que mostró “síntomas sospechosos”.

Entre las medidas adoptadas por la Comisión Técnica competente, estuvo la clausura de esas instalaciones, en las que había “entre 30 y 40 gatos y de 80 a 100 perros”.

Varios de esos perros, los que tuvieron contacto con el infectado, fueron sacrificados este miércoles, según informan fuentes de las administraciones ceutíes. 

Tras recibir algunas de las muestras de los animales enviadas al Instituto Carlos III de Madrid, se ha comprobado que ninguna de las recibidas dio positivo

Photo gallery Bebés y perros See Gallery