POLÍTICA
21/05/2020 12:19 CEST

Ciudadanos seguirá consensuando medidas con el Gobierno pese al acuerdo con Bildu

Bal dice que, cuando el Ejecutivo haga una propuesta para los próximos Presupuestos, Cs analizará "si es buena para España" o no.

EFE
Edmundo Bal

El dirigente de Ciudadanos y portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha enmarcado el acuerdo del Gobierno con EH Bildu para derogar la reforma laboral en el pacto de legislatura y ha afirmado que la formación naranja seguirá hablando con el Ejecutivo para consensuar medidas en el futuro.

“El acuerdo del PSOE con Bildu lo enmarco dentro de su pacto de legislatura para el sostenimiento del Gobierno Frankenstein”, ha declarado. De hecho, ha indicado que el texto aclaratorio que difundió el PSOE el miércoles por la noche “es prácticamente una reproducción del acuerdo de legislatura” en el apartado relativo a la reforma laboral.

En dos entrevistas en la cadena SER y en TVE, recogidas por Europa Press, Bal ha indicado que el pacto entre la formación independentista vasca y los dos partidos del Gobierno sobre la reforma laboral está desvinculado de la negociación sobre la prórroga del estado de alarma decretado por el coronavirus, aprobada el miércoles en el Congreso gracias en parte al apoyo de Cs.

Fue después de esa votación cuando el PSOE, Unidas Podemos y Bildu anunciaron un acuerdo para derogar ”íntegramente” la reforma laboral aprobada por el PP en 2012. Pero unas horas después, un comunicado de los socialistas donde ya no aparecía la palabra ”íntegramente” aclaraba que la idea era modificar urgentemente solo tres puntos de esa ley.

 

“Hacer política útil”

El portavoz parlamentario de Ciudadanos ha explicado que su partido llevó a cabo su propia negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez sobre las condiciones para apoyar la ampliación del estado de alarma quince días más, sin aclarar si conocían que, mientras tanto, el Ejecutivo estaba hablando con Bildu sobre la cuestión de la reforma laboral.

“Nos centramos únicamente en la cuestión relativa a la necesidad del estado de alarma como herramienta jurídica necesaria para sostener el confinamiento”, ha dicho.

Tras enumerar las condiciones que Sánchez tuvo que aceptar para asegurarse el apoyo de Cs -medidas de apoyo económico y social, preparar un plan alternativo al estado de alarma y seguir rindiendo cuentas en la Cámara Baja en el mes de julio-, ha subrayado que el objetivo de su partido es siempre “hacer política útil y conseguir cosas buenas para los ciudadanos”.

Además, Bal ha señalado que la votación de la prórroga habría salido adelante aunque los cinco diputados de Bildu la hubiesen rechazado; es decir, que el Gobierno no necesitaba sus votos.

“Un disparate” derogar la reforma laboral

Sobre el modelo laboral, Bal ha afirmado que Ciudadanos siempre ha apostado por “una reforma integral que adapte la legislación laboral a las condiciones del siglo XXI”, oponiéndose a derogar el sistema vigente para recuperar “en bloque” la legislación del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Por ello, le parece “muy negativo” que se pretenda este objetivo, y especialmente ahora. “Es un disparate absoluto, en esta situación de crisis, plantear derogar la reforma laboral”, ha manifestado.

Asimismo, ha apuntado que el propio Gobierno “saca pecho” de haber recurrido ahora a la figura de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que se fundamentan en la reforma laboral del PP, para evitar que los problemas económicos de las empresas durante la crisis del coronavirus se traduzcan en despidos definitivos.

En cualquier caso, ha afirmado que el pacto con Bildu se enmarca en los acuerdos de legislatura, de los que Ciudadanos no forma parte, y que es el Ejecutivo quien debe explicar qué han pactado exactamente.

“Tendrán que preguntarle a los dos gobiernos que tiene España”, ya que “una parte desdice a la otra y también a la otra parte contratante, que no sabemos si ha pactado la versión uno o la versión dos”, ha indicado al señalar que el líder de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, no acepta la versión del PSOE y asegura que la reforma laboral será derogada por completo.

Cs no es socio de Gobierno

A la pregunta de si Ciudadanos pedirá explicaciones a Sánchez por el pacto con Bildu, el portavoz parlamentario ha insistido en que su partido no es “socio del Gobierno” y ha añadido que, cuando llegue la siguiente negociación, volverán a intentar conseguir medidas positivas para todos los españoles que ayuden a atajar la crisis social y económica.

En relación con una posible sexta prórroga del estado de alarma cuando finalice la actual, ha dicho que primero van a ver si el Ejecutivo cumple las condiciones ya pactadas con la formación naranja y que cualquier decisión sobre el mantenimiento del estado de alarma tendrá que tener en cuenta la evolución de la epidemia.

Respecto a los próximos Presupuestos Generales del Estado, ha dicho que es posible que el Gobierno ni siquiera presente el proyecto este año. Si lo hace, Cs analizará la propuesta que haga, que no pueden ser los Presupuestos “inasumibles” que pactaron el PSOE y Podemos antes de la crisis del coronavirus, y verá “si es buena para España” o no, según ha explicado.

La “satisfacción” de enfadar a Vox y ERC

Sobre si el respaldo de Ciudadanos al estado de alarma abre una grieta en la mayoría formada por los partidos de izquierdas y nacionalistas que invistieron a Sánchez como presidente, Bal ha indicado que serán ellos los que tengan que explicar “si se llevan bien o mal”.

Lo que ha celebrado es el enfado que el pacto entre el Gobierno y Cs generó en ERC y en Vox: “Nos causa una honda satisfacción porque nos encontramos en las antípodas ideológicas de estos grupos políticos”.

Igualmente, ha resaltado que Cs ha logrado “que no se ponga sobre el tablero ahora” la reactivación de la mesa de diálogo entre el Ejecutivo central y la Generalitat sobre el futuro de Cataluña, como reclamaba ERC de forma “intolerable” a cambio de sus votos en el Congreso. “Le dije a Sánchez que tenía dos caminos”, Ciudadanos o ERC, que entre ellos “eran incompatibles”, ha dicho.

Por otro lado, Bal ha defendido que la voluntad del partido naranja, con Inés Arrimadas al frente, de buscar acuerdos con el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos no supone un giro en su estrategia respecto a cuando el presidente era Albert Rivera.

“Ciudadanos se está comportando como el partido de centro que es, un partido con un ideario liberal en lo económico y muy progresista y reformista en relación con la conquista de los derechos sociales. Un partido moderado, pragmático, que busca soluciones”, ha recalcado.

Photo gallery Inés Arrimadas See Gallery

#CuandoElDescansoEsUnSueño