NOTICIAS
09/12/2019 06:59 CET

Las claves del primer macrojuicio en España contra el amaño de partidos

Hay 42 imputados, 36 de ellos futbolistas del Levante y del Zaragoza, los equipos implicados. Este

Este lunes, a partir de las 11:00 de la mañana, 42 acusados, 36 de ellos futbolistas, conocerán la sentencia del juicio por el supuesto amaño del partido entre el Levante y el Zaragoza del 2011. 

Será el titular del juzgado de lo Penal número 7 de Valencia quien comunique a los acusados su decisión. 

Estas son las claves para entender el proceso judicial que se ha llevado a cabo:

¿Qué se juzga?

El presunto amaño del último partido de Liga de la temporada 2010-2011 entre el Levante y el Zaragoza, disputado el 21 de mayo de 2011 en el estadio Ciudad de Valencia. 

El Zaragoza necesitaba ganar para garantizarse la permanencia y lo hizo por 1-2. Quien se vio perjudicado por el supuesto amaño fue el Deportivo de la Coruña, que descendió a Segunda División (mira aquí cómo quedó la clasificación).

¿Quiénes denunciaron el amaño?

Todo partió por una denuncia del presidente de LaLiga, Javier Tebas, a principios de 2014. La Fiscalía comenzó a investigar el caso y el Deportivo de la Coruña se personó como acusación particular junto con la propia Liga. 

¿Quiénes están imputados?

Son 42 los implicados en este caso, entre los que están los jugadores convocados por ambos equipos, el presidente del Zaragoza en 2011, Agapito Iglesias, y su entrenador entonces, Javier Aguirre. 

Imputados del Zaragoza: 

- Agapito Iglesias, presidente del Zaragoza en 2011

- Francisco Javier Porquera Pérez, consejero del Real Zaragoza en 2011

- Francisco José Checa González, consejero del Real Zaragoza en 2011

- Antonio Prieto Martínez, director deportivo del Real Zaragoza en 2011

- Javier Aguirre, entrenador del Real Zaragoza en 2011

- Maurizio Lanzaro

- Toni Doblas

- Paulo da Silva

- Jorge López

- Ander Herrera

- Braulio Nóbrega

- Leonardo Ponzio

- ‘Gabi’

- Carlos Diogo

- Ivan Obradovic

- Ikechukwu Uche

- Adam Pinter

- Javier Paredes

- Leo Franco

- Jiri Jarosik

- Nicolás Bertolo

- Said Boutahar

- Ángel Lafita

Imputados del Levante

- Miguel Pallardó

- Gustavo Munúa

- Héctor Rodas

- Rafa Jordá

- Rubén Suárez

- Xavi Torres

- Christian Stuani

- Wellington Silva

- Jefferson Montero

- Miquel Robusté

- Javi Venta

- Manolo Reina

- Felipe Caicedo

- Vicente Iborra

- ‘Xisco’

- Sergio Ballesteros

- ‘Juanfran’

- David Cerrajería

¿Qué declararon las partes?

Tanto la Fiscalía como las acusaciones particulares (laLiga y el Deportivo) aseguran que el Zaragoza utilizó 1,7 millones de euros para sobornar a los futbolistas delLevante. 

Según relató el fiscal Pablo Ponce, el club aragonés retiró de sus cuentas 765.000 euros en efectivo, que justificó con un documento firmado por el capitán del equipo, ‘Gabi’ Fernández, como si se tratase de primas por la permanencia en Primera. Después, según el fiscal, se retiraron 965.000 euros en distintas transferencias a jugadores y miembros del cuerpo técnico, que fueron camufladas en nóminas falsas. 

En su exposición de los hechos, que duró más de tres horas, el fiscal aseguró que el Levante-Zaragoza “fue una estafa y un partido simulado ” y que los jugadores de ambos clubes “estaban más preocupados por los maletines que por ganar el partido”.  

El fiscal sostuvo en el juicio que el encuentro fue "una estafa" y que los jugadores "estaban más preocupados por los maletines que por ganar el partido"

Según Ponce, “sostener otra cosa” distinta a que el partido fue un amaño “es ir en contra del sentido común”. El fiscal aseguró que los futbolistas del Levante se aseguraron de “ver el dinero” antes del partido “porque no van a aceptar el amaño si no veían el dinero en metálico”. También explicó que los jugadores del Zaragoza se sintieron “engañados” por cómo justificó su club la extracción de dinero de sus cuentas pero indicó que aun así “era aceptado porque a todos les interesaba” seguir en Primera. 

El fiscal aseguró que los jugadores del Levante hicieron “operaciones extrañas” en sus cuenta bancarias tras el partido y que tuvieron “un comportamiento anormal” tanto durante el encuentro como al finalizar el mismo. Según Ponce, “la aversión de los jugadores del Levante al área del Real Zaragoza no vaya a ser que fastidiemos la prima por dejarnos ganar”.

El fiscal hasta criticó “la barrerita que pone el Levante” en el primer gol de Gabi, de falta directa, ya que “no salta”; y la actitud del portero levantinista, Munúa, que “si se pone más lejos, sale del estadio”. Al guardameta, Ponce le acusa de hacer “la estatua” en el segundo tanto zaragozista. 

En el mismo tono se pronunció Francisco Martínez, abogado de LaLiga, quien aseguró que el Zaragoza aquella tarde parecía “el Brasil del 70”. “Fíjese si lo hizo mal el equipo que el entrenador tiene que bajar al vestuario para ponerles las pilas, dar voces en el vestuario y eso que era una actuación prohibida”, ha dicho en referencia a la intervención del técnico Luis García en el descanso, ya que el entrenador valenciano estaba sancionado en ese partido después de haber conseguido la permanencia la jornada anterior en Mestalla.

El abogado de LaLiga: "El Zaragoza parecía el Brasil del 70"

“En la primera parte, ningún tiro a puerta del Levante. El Zaragoza tira 11 veces a puerta. Solo dos acercamientos a la portería del Levante. Se ve cómo el Zaragoza juega en el campo del Levante porque sabe que el Levante no va a salir a la contra. Juega a dar el balón al Zaragoza”, dijo el fiscal, apoyando el relato del abogado de LaLiga. 

Todos los abogados defensores coincidieron en señalar que no hay pruebas directas del supuesto amaño del partido y la gran mayoría criticaron la actuación del presidente de LaLiga, Javier Tebas, ya que entienden que utilizó la publicidad del inicio del procedimiento para beneficio propio, ya que se produjo apenas unos días antes de acceder a la presidencia del organismo en 2013.

Además, los abogados, en su totalidad, solicitaron la nulidad del juicio al entender que Tebas vulneró el secreto profesional al usar la información de un cliente para poner la denuncia ante la Policia y algunos de los letrados han pedido la condena en las costas a las acusaciones. 

Ante esto, el abogado de LaLiga dijo que Tebas no vulneró el secreto profesional al usar una información de un cliente suyo para poner la denuncia, ya que, en cualquier caso, Tebas habría vulnerado “el derecho a la intimidad y no el derecho a su defensa”.

¿Qué penas se piden?

Tanto la Fiscalía como las acusaciones reclaman dos años de prisión y seis de inhabilitación para las 41 personas físicas encausadas, además de una multa de 3,4 millones de euros para cada uno de ellos.

Además, para el expresidente del Zaragoza, Agapito Iglesias, y para otros dos directivos del club aragonés reclaman otros dos años de prisión adicional por el presunto falseamiento de las nóminas y una multa aparte. Para el Zaragoza la reclamación de las acusaciones es de una multa de mil euros diarios durante dos años.

Las defensas de todos los acusados reclamaron la absolución de los mismos al entender que los indicios que pueda haber no bastan para una condena. De manera generalizada también pidieron la nulidad de las actuaciones al entender que el proceso estaba viciado de origen al estar basado en una denuncia del presidente de la Liga, Javier Tebas, que según su visión habría roto el deber de secreto profesional para presentarla pues los datos se los había dado un cliente que puede que esté entre los acusados.