NOTICIAS
19/04/2021 10:31 CEST | Actualizado 19/04/2021 14:25 CEST

¿Y los otros grandes clubes que se quedan fuera de la Superliga?

La creación de la nueva competición europea cierra las puertas a conjuntos que hicieron historia en la Champions.

NurPhoto via Getty Images
Un jugador del Torino observa cómo la plantilla de la Roma celebra la victoria en un partido de liga italiana

Mientras se suceden los comunicados de rechazo al anuncio de la creación de una Superliga europea formada por doce grandes clubes y que se desarrolle al margen de la UEFA y la FIFA, comienzan a surgir las dudas más evidentes sobre este proyecto. Si bien la Superliga europea prevé agrupar a algunos de los mejores equipos del Viejo Continente, y por lo tanto del mundo, ¿qué ocurriría con otros clubes habituales en la Champions League y que han llegado en poner en serios aprietos en el pasado a gigantes como Real Madrid o Barcelona?

En primer lugar, este proyecto que nace con el rechazo de los principales organismos del fútbol internacional no cuenta de momento con la bendición de clubes de la talla del parisino PSG o los alemanes Bayern de Munich y Borussia de Dortmund. Es difícil imaginarse una Copa europea sin la presencia de estos tres conjuntos y las estrellas que aglutinan entre sus filas.

Los tulipanes arrancados del césped

Más allá de ellos, la configuración de la Superliga europea tampoco prevé la entrada automática, por ejemplo, del Ajax. Un club que cuenta con cuatro Champions se vería obligado a recibir una invitación para poder acceder a esta nueva competición. En una situación peor se verían PSV y Feyenoord, que en el pasado también levantaron la Copa de Europa.

El ninguneo al país vecino: Oporto y Benfica

Si hay otra liga que ha dado grandes momentos en los campos europeos esa es la portuguesa. La génesis de la Superliga europea también ningunea a dos de los principales clubes lusos, como es el Oporto o el Benfica. Ambos verían su participación en esta competición a expensas de una invitación, cuestión incomprensible para un país con conjuntos que se han llevado a sus vitrinas hasta cuatro Champions.

El pisotón a la otra bota italiana

La liga italiana es mucho más que el Inter o la Juventus, los dos clubes de esta que se encuentran entre los clubes fundadores de la Superliga europea. ¿Qué ocurrirá con equipos como la Roma, el Nápoles o la Lazio? Buenos equipos con potencial de llegar a lo más alto de la competición en Europa verán finiquitadas sus oportunidades de hacerlo.

Los otros grandes rostros de España

Sí, Real Madrid, Atlético, Barcelona... son auténticas joyas del fútbol nacional, pero hay más allá de sus estadios. Hay serias dudas de que conjuntos como el Sevilla o el Valencia puedan llegar algún día a recibir una carta que conlleve una plaza en la nueva Superliga.

Una frontera en el este de Europa

Y si algo supone la creación de esta competición es la exclusión de los clubes de otra ligas que se han considerado menores, pero que cuentan con clubes de gran calidad y nombres asociados a buen fútbol. La Superliga europea prescinde de clásicos como el Dínamo de Kiev, el Spartak de Moscú, Steaua, Odense... También hay portazo al fútbol turco, con representantes como el Fenerbache o el Galatasaray. En misma situación se encontrarían en Grecia, dejando de lado a Panathinaikos, así como al OFI Creta.

NUEVOS TIEMPOS