Cómo estudia Netflix a sus usuarios para hacer sus listas de recomendaciones

Su famoso algoritmo lo sabe todo sobre los suscriptores.
Getty Images

En medio de una vida cada vez más acelerada, uno de los valores añadidos de las plataformas es transmitir la sensación de que el espectador no pierde el tiempo cuando las utiliza. Y para que nadie se pase un buen rato buscando en el catálogo una serie o una película que le pueda interesar, Netflix lo da todo masticado. A través de su famoso algoritmo, genera un sistema de recomendaciones para que se disfrute “con el mínimo esfuerzo”, explican en su web.

La plataforma alimenta su sistema con los datos de los usuarios. Así es como personaliza la cuenta de cada uno, en la que aparecen en pantalla los contenidos más ajustados a sus gustos personales. De esa forma se distribuye el contenido de las filas que aparecen en la pantalla de inicio, los títulos que las componen y el orden de ambas cosas.

Desde el mismo momento en que se crea una cuenta, Netflix lanza la opción de seleccionar algunos títulos para configurar ese sistema de recomendaciones, aunque es un paso que se puede omitir.

En ese caso, aparece directamente una lista con las producciones más conocidas. Una vez que se empieza a hacer uso de la plataforma, el historial reemplaza cualquier preferencia indicada anteriormente.

Estos son todos los datos de los que se alimenta el algoritmo, tal y como indica Netflix y como contó el vicepresidente de producto, Todd Yellin, en la conferencia See What’s Next en 2019:

Qué ha visto (historial de visualización)

El suscriptor traza su perfil en función de lo que ha estado viendo desde que se activa la cuenta por primera vez, como los géneros más consumidos. Si suele ver documentales inspirados en hechos reales, encontrará más recomendaciones de este tipo de películas que de series de ficción. También se tiene en cuenta los actores de los que más producciones se ha visto o el año de lanzamiento para aficionados, por ejemplo, al cine de cierta época.

Calificaciones

Una vez que se ha visualizado un contenido, existe la opción de marcar el botón de ‘me gusta’ o ‘no es para mí’. Sumado al historial de visualización, esta opción permite que el porcentaje que aparece en color verde en cada uno de los contenidos sea más preciso. La cifra indica el nivel de coincidencia de la serie o la película con los gustos del usuario.

Porcentaje de coincidencia.
Netflix
Porcentaje de coincidencia.

Dispositivos desde los que se conecta

Desde el ordenador, el móvil, la tablet o la televisión. Netflix se ajusta a cada dispositivo para dar sus recomendaciones. Si en el móvil se consumen series cortas y en la televisión largometrajes, al acceder desde el smartphone las sugerencias estarán repletas de esas series de menor duración.

Tiempo medio de conexión o visualización

El número de horas que se pasa conectado a la plataforma también es un factor que tiene en cuenta Netflix para sus sugerencias. Quienes pasen apenas 50 minutos tendrán escasas recomendaciones de contenidos que superen la hora y media.

Imágenes más llamativas según cada usuario

El propio Todd Yellin, vicepresidente de producto de la compañía, ha explicado que cada serie cuenta con cuatro o cinco imágenes para ilustrar el panel principal. En función de los gustos de cada usuario y de su historial (las imágenes sobre las que ha pinchado anteriormente), se elige la que más le pueda llamar la atención. Es decir, la imagen que se utiliza para vender una serie o película no es igual para todos los usuarios.

Comparativa con otros perfiles

La plataforma también tiene en cuenta los contenidos seguidos por usuarios con gustos similares. Es decir, utiliza los datos de otras cuentas parecidas para afinar más con sus sugerencias.

Subtítulos

Si un espectador acostumbra a ver los contenidos subtitulados, Netflix activa por defecto los subtítulos al reproducir un nuevo vídeo.

Una cuenta, varios perfiles y distintas recomendaciones

Las sugerencias de los perfiles de una misma cuenta —que pueden ser hasta cinco— no tienen por qué coincidir. De hecho, esa es la verdadera utilidad para suscripciones compartidas. Las filas no son iguales en los distintos perfiles y se ordenan según el interés de cada uno. Mientras que en uno de ellos puede aparecer una fila de realities y dramas de televisión, en otro se pueden ver listas de historias basadas en hechos reales o series de Estados Unidos.

Todo ello sirve para que el algoritmo de Netflix pueda trabajar, que no se nutre de información como la edad o el género, según la compañía. Eso sí, como indica Todd Yellin, saben “a qué hora del día se conecta el cliente, cuánto tiempo pasa en la plataforma, qué vio antes y qué vio después”. Además, aclara que toda la información recopilada es “para uso interno, y no se comparte con terceros”. Lo que sigue siendo un misterio es cómo se elabora la lista de Tendencias, o cuánto tiempo hay que estar viendo un vídeo para que cuente como una visualización.

Netflix tiene 192,4 millones de suscriptores en todo el mundo, la mayoría de ellos en Estados Unidos. Los datos de España se desconocen, pero Netflix sí aporta los números por regiones. En Europa, Oriente Medio y África cuenta con 61,48 millones suscriptores.

La habitación (2015)

Películas imprescindibles de Netflix