Cómo evitar que la mascarilla te irrite las orejas

Cada vez es más necesario llevarlas, pero puede resultar muy incómodo.

Las mascarillas ya forman parte de nuestra rutina y parece que tardarán en desaparecer. Por eso es importante acostumbrarse a ellas, saber cuál es la mejor para nuestras necesidades y descubrir algunos trucos para que su uso sea más cómodo.

Además de pasar factura a la piel pudiendo provocar rozaduras e incluso dermatitis, las mascarillas pueden ser especialmente molestas por la irritación que producen detrás de las orejas por culpa de las gomas. Te damos algunos trucos para evitarlo.

Las pinzas “salvaorejas”

Los “salvaorejas” se han dejado ver en varios españoles después de una petición de Enfermera Saturada para ayudar a proteger las orejas de los sanitarios que llevan mascarillas durante muchas horas. Algunos portales de venta online como Etsy también los han puesto a la venta para que

Enganchar la mascarilla en la gorra

Ahora que el sol comienza a apretar, muchos salen a la calle con ellas puestas para protegerse. Si lo haces puedes matar dos pájaros de un tiro y utilizarla para que la mascarilla no te roce detrás de las orejas. Basta con coser un par de botones, uno a cada lado, y enganchar la mascarilla para salir de casa cómodo y protegido.

Colocar unos botones en una diadema

La diadema no solo es uno de los accesorios de moda, también sirve para apartar el pelo de la cara. Si quieres, puedes aprovecharla y coser un par de botones, al igual que en la gorra, para enganchar la mascarilla y llevarla durante varias horas sin irritarte.

Mascarillas: cuáles protegen y cómo lo hacen