NOTICIAS
22/07/2021 19:38 CEST | Actualizado 23/07/2021 20:15 CEST

Unboxing de un test de antígenos: un palito del infierno, una manta de instrucciones y un negativo

He probado los test autodiagnósticos de la farmacia y así es como funcionan.

CARLOTA E. RAMÍREZ
Unboxing de un test de antígenos.

Hoy me ha tocado hacer mi primer unboxing, como las influencers. ¿Que podría haber sido de ropa cara, mi primer luisvi o unas zapas chulas? Pues sí. Pero no, qué va: mi jefa me ha pedido que pruebe a ver cómo se hacen los test de autodiagnóstico de covid que se han empezado a vender en las farmacias desde este jueves. 

O al menos que deberían haberse empezado a vender porque, de cuatro farmacias preguntadas en un barrio del sur de Madrid, sólo habían llegado a dos y sólo los test de antígenos. En ninguno de los cuatro comercios había test de anticuerpos. Tampoco en otra farmacia de la Castellana preguntada por este medio, donde además los test de antígenos tenían un precio más elevado (11,50 euros frente a los 8,15 que costaba en Vallecas). 

CARLOTA E. RAMÍREZ
La caja de un test de antígenos de la farmacia.

Algo que extraña, ya que a partir de este jueves se pueden vender sin receta los dos tipos de test: los de antígenos diagnostican si estás actualmente contagiado y los de anticuerpos sirven para saber si has estado en contacto con el virus en algún momento. “Es que me ha ido preguntando mucha gente y los pedí los antígenos con tiempo, para que llegasen”, explica uno de los farmacéuticos, que ya ha vendido unos cuantos. En su caso tiene para elegir: el paquete con una prueba o el pack de cinco, supongo que para toda la familia. 

Hacia la una del mediodía, en otra farmacia del barrio ya han vendido dos pruebas, pero las trabajadoras aseguran que esperan más clientes cuando baje el calor. “Nos han preguntado mucho los últimos días, han venido aquí y nos han llamado por teléfono porque los vecinos lo han escuchado en las noticias”, explica una de ellas. Cada vez que alguien les pide un test dedican amablemente cinco minutos a explicar cómo funciona, a pesar de que viene con un prospecto del tamaño de una manta de bebé que me ha recordado al de los efectos secundarios de la píldora anticonceptiva. 

En otras dos farmacias de la zona aún no ha llegado ninguna prueba, a pesar de que las han pedido. “No sabemos qué pasa, pero aquí no tenemos de ningún tipo y las pedimos el domingo”, han explicado a El Huffpost, “aunque tampoco han venido más que dos o tres personas a preguntar por ellas hoy”. 

En ninguno de los comercios que pateo tienen la prueba bucal, así que me resigno y compro la que se hace con las secreciones nasales pensando que en el primer unboxing que voy a grabar voy a salir metiéndome un palo del infierno por la nariz. 

¿Qué contiene el paquete?

  • Un casete de test de antígeno en una bolsa sellada que no debe abrirse antes de tiempo. 
  • Un hisopo estéril (el palito del infierno que te tienes que meter por la nariz)
  • Un tubo de extracción y una solución para verter en el tubo. 
  • Instrucciones de uso (que podría ser tu lectura de verano de lo largas que son porque está en varios idiomas). 
CARLOTA E. RAMÍREZ
Instrucciones, el tubo extractor con la solución, el casete y el hisopo.

¿Y cómo se hace el test?

  1. Se vierte la solución dentro del tubo de extracción. Si tiene mal pulso, como yo, suerte con este paso.
  2. Se introduce la parte suave del palo del infierno o hisopo 2,5 centímetros dentro de la nariz para recoger secreciones nasales. Soy una exagerada, no molesta tanto como una PCR. 
  3. Se mete el hisopo dentro del tubo con la solución y se le da vueltas dos o tres veces. Se deja mojándose un minuto. 
  4. Se cierra el tubo de extracción con la solución dentro y se abre el casete. Se echan tres gotitas de la solución donde indica la letra ‘S’ y se espera 15 ó 20 minutos. 

¿Y cómo sé si es negativo o positivo?

En el test realizado por El HuffPost, tras 20 minutos debe salir marcada una o dos rallas en el casete. Si es una en la letra C, significa que el resultado es ‘negativo’. Si es una en la letra C y otra en la T, es un ‘positivo’ y hay que confinarse y llamar al centro de salud para confirmarlo con otra prueba y si únicamente hay una ralla en la T o no hay ninguna, el test no es válido. No me escondo: me he puesto un poquito nerviosa durante la espera. 

CARLOTA E. RAMÍREZ
'Negativo' en un test de antígenos.

20 minutos después, he confirmado que he dado negativo en covid y positivo en hipocondriaca por la de veces en esos 20 minutos que he pensado ”¿y si al final lo tengo y soy asintomática?”. Porque esto de los test autodiagnósticos-cuando lleguen todos y bien a las farmacias- es un avance, pero las cifras reflejan que hay que seguir alerta. 

NUEVOS TIEMPOS