NOTICIAS
17/06/2019 14:03 CEST

Cómo hacer un buen Camino de Santiago

La peregrinación a Santiago de Compostela atrae cada año a ciento de miles de personas. Cada uno de ellos recorre al menos 100 kilómetros para conseguir la Compostela motivados por razones que van desde promesas religiosas hasta superación personal.

Además, el Camino de Santiago ofrece una experiencia maravillosa llena de deslumbrantes paisajes, poblados llenos de historia y hospitalidad. En este sentido, las razones para recorrer cientos de kilómetros con la mochila a cuestas sobran. En especial, si se recurre a agencias como Santiago Ways, expertos en el Camino de Santiago.

De igual manera, las alternativas para hacerlo también abundan. Pues, en la actualidad la peregrinación se puede llevar a cabo de diferentes maneras para llegar a Santiago. Cada una de estas con características exigencias diferentes. Aunque no cabe duda que indistintamente de la alternativa que se escoja, la vivencia será memorable.

 

Hacer el recorrido hasta la Catedral de Santiago a pie

Caminar es indudablemente la forma más habitual de hacer el peregrinaje, también es la más exigente a nivel físico. Pues, indiferentemente de la ruta que escogido, se trata de al menos siete días de trayecto. Por ello, se aconseja siempre comenzar un entrenamiento con suficiente tiempo de antelación.

Por otra parte, considerando el esfuerzo físico es necesario contar con reservas en los albergues, y un itinerario de paradas y comidas. Esto puede dejarse en manos de especialistas en este tipo de viajes, a fin de garantizar que todo esté dispuesto de la mejor manera.

 

El Camino de Santiago en bicicleta

El Camino de Santiago en bici se hace cada vez más popular entre los peregrinos. Desde hace algunos años se estima que uno de cada diez peregrinos realiza la travesía en bicicleta. Así, estos han sido bautizados como bicigrinos, término por el cual locales y viajeros se refieren a ellos.

Cada año los bicigrinos parecen multiplicarse. Pues, se trata de una alternativa estupenda que llega a suavizar el impacto físico que la travesía representa. No obstante, esto aún representa un ejercicio de alta intensidad.

En especial si se considera que no todos los caminos están hechos para ser recorridos en bici. Es por ello, que es necesario un entrenamiento previo que evite el desgaste excesivo en la ruta hacia Santiago. Así como, elegir el camino más acertado según la capacidad física de cada persona. 

Además, la bicicleta gana tiempo al recorrer las distancia pero sin perderse ni un sólo paisaje o sitio de interés. También facilita el llevar equipaje, pudiendo llevar más utensilios sin restar comodidad.

Por otra parte, es importante definir cómo será transportada la bicicleta hasta el punto de partida. Por ejemplo, agencias como Santiago Ways ofrecen trasladar la bicicleta hasta el punto de partida escogido para la peregrinación. Esta si bien no es la única opción, es quizás la más práctica y cómoda.

 

Peregrinar a caballo o en burro

Si bien, no se trata de la opción más popular, al igual que las anteriores permite realizar el recorrido perfectamente. No obstante, requiere de una adecuada planificación, dado que el animal demandará atenciones específicas a lo largo del camino.

Por esta razón, se considera que esta es una alternativa factible para peregrinos experimentados, más no para principiantes. Pues,implican mayor conocimiento tanto sobre el camino, como del cuidado animal.

Además, de mayor organización para encontrar albergues preparados y equipados para atender a los caballos o burros. Esto, es fundamental, ya que al igual que el viajero, el animal necesitará descansar bien para completar satisfactoriamente el viaje.

En consecuencia, realizar el camino a caballo o en burro puede conllevar un gasto mayor. Sin embargo, si se hace adecuadamente, supone una experiencia interesante, gratificante y enriquecedora.

 

Realiza el camino de la mano de Santiago Ways

Esta reconocida agencia de viajes organiza la travesía para personas y grupos por diversas rutas que llegan hasta la Catedral de Santiago. Así, entre las rutas más populares destacan el Camino Francés, Camino Portugués, Camino del Norte, el de Finisterre y el Inglés. También planifican peregrinaciones a través del Camino Primitivo, Lebaniego y la vía Francigena.

Sin embargo, más allá de la ruta elegida, resulta indispensable realizar algunos preparativos claves antes de partir. En este sentido, tanto peregrinos novatos como experimentados llegan a necesitar la ayuda de agencias garantizar un Camino de Santiago exitoso.

Así, la principal ventaja de esto es contar con un respaldo serio y comprometido que vele por los detalles propios de la logística de este viaje. De esta manera, es posible dedicarse a vivir la experiencia del Camino de Santiago, sin preocuparse por los pormenores de la organización.

Por esta razón, Santiago Ways se encarga de aspectos como hospedaje, comidas y asistencia en caso de emergencias. Además, ellos se encargan de organizar la ruta ideal de acuerdo a los deseos y necesidades del peregrino.

Asimismo, se ocupan de alquiler de bicicleta u otro medio en caso de ser necesario. No cabe duda que se trata de la mejor alternativa para caminar hasta Santiago de Compostela sin contratiempos y desde cualquier lugar.

PULEVA PARA EL HUFFPOST