Cómo protegerte del 'stalkerware' para que otras personas no puedan controlar y espiar tu móvil

Según un informe de Kaspersky, este 'acoso secreto' se ha descontrolado en los últimos años.
El número de afectados por 'stalkerware' se mantiene alto y se detectan nuevos casos todos los días.
El número de afectados por 'stalkerware' se mantiene alto y se detectan nuevos casos todos los días.

No se trata de ninguna película sobre conspiraciones ni de ninguna ni de ninguna red social que haya vendido datos de usuarios a empresas. El espionaje digital, conocido como stalkerware (o spyware), se ha descontrolado en los últimos años, según un reciente informe de la empresa de ciberseguridad Kaspersky.

En 2020, casi 54.000 personas en todo el mundo fueron espiadas por un tercero, y la empresa prevé que en 2021 aumentará este ‘acoso en secreto’. España es el décimo segundo del listado mundial de países afectados, con 873 denuncias, y el quinto de Europa.

El stalkerware es un software que permite seguir, rastrear y monitorizar la actividad de dispositivos como móviles, tablets u ordenadores ajenos. Es decir, otra persona puede acceder a todo lo que se ve en un dispositivo que no es el suyo, interceptar llamadas, conocer su ubicación, escuchar todo y controlar la cámara. Este software es legal, puesto que se creó para funciones como el control parental, sin embargo hay quien no lo utiliza con fines lícitos y supone una gran amenaza especialmente víctimas de violencia machista, según los datos.

El espía instala el programa de forma manual en el móvil de la víctima y lo vincula a otro programa de su propio dispositivo. El malware es aparentemente una aplicación inofensiva y opera en segundo plano para evitar ser detectado.

Cómo protegerse

Kaspersky hace las siguientes recomendaciones:

1. Usar contraseñas seguras y la autenticación de dos factores para todas las cuentas.

2. Bloquear el dispositivo con contraseña.

3. Descargar las aplicaciones en las tiendas oficiales.

4. No aceptar los permisos de las aplicaciones si suenan “desmesurados”. Siempre se pueden permitir después, al utilizarse la aplicación, en el caso de que sean necesarios.

5. Utilizar antivirus.

6. Por otro lado, los usuarios de Android pueden descargar la versión gratuita de Malwarebytes y escanear con ella el dispositivo para detectar y eliminar programas de monitoreo. En el caso de encontrar alguno, lo recomendable es cambiar la contraseña, si se tiene, o crearla.

7. El caso de iOS es distinto. Las aplicaciones funcionan de manera aislada, por lo que una no tiene acceso a la otra. Respecto al micrófono y la cámara, es el dueño del dispositivo el que autoriza su acceso (aunque no hay que olvidar que ‘el espía’ instala el software manualmente, por lo que puede hacerlo él mismo). Aún así, Apple ha publicado una guía para que sus usuarios se protejan frente a estas prácticas.

Cómo saber si eres víctima de espionaje

1. Verificar los permisos en las aplicaciones instaladas y comprobar que las instaló el dueño del dispositivo.

2. Eliminar las aplicaciones que no se utilizan.

3. En los dispositivos Android, comprobar la configuración de las fuentes desconocidas. Si están habilitadas, puede que se haya instalado un programa no deseado.

4. Si la batería se agota rápidamente, así como los datos, podría ser un síntoma de espionaje.

5. Si las fotos desaparecen repentinamente o aparecen en el dispositivo sin haberlas hecho, es motivo para planteárselo.

Qué hacer si compruebas que te están espiando

Lo que recomiendan las empresas de ciberseguridad que forman parte del proyecto DeStalk de la Unión Europea es avisar a la Policía para que actúe y valore la necesidad de cualquier tipo de apoyo a la persona que sufre espionaje.

Premios Sony de fotografía móvil