TENDENCIAS
06/04/2019 09:11 CEST

Cuatro tipos de dolor de espalda que no debes ignorar

Cuando es más que una simple molestia, es fundamental ir al médico para prevenir un problema de salud mayor.

ALESSANDRO DE CARLI / EYEEM VIA GETTY IMAGES

El dolor de espalda no suele ser un motivo de pánico, pero hay determinadas situaciones específicas en las que conviene prestarle atención.

El dolor en la zona baja de la espalda (o región lumbar) es tan común que afecta a una de cada ocho personas, según Neel Anand, catedrático de Cirugía ortopédica y director de traumatología vertebral del Cedars-Sinai Spine Center de Los Ángeles (EE UU). Lo bueno es que el 80% o 90% de los dolores lumbares son inocuos, asegura Anand.

“Quizás te incapacite durante varios días o una semana, pero por lo general, los dolores lumbares suelen mejorar rápido y te dejan seguir con tu vida”, comenta.

A la hora de tratar un dolor de espalda moderado, los antiinflamatorios como ibuprofeno o aspirina, el reposo relativo (limitar las actividades que provocan tensión en la espalda, pero sin estar en reposo absoluto en la cama) y aplicar frío en la zona afectada serán suficiente para aliviarte.

No obstante, cuando es más que una simple molestia, es fundamental ir al médico para prevenir un problema de salud mayor. Estos son los dolores de espalda que no deberías ignorar, según los expertos.

Dolor lumbar con pérdida del control de la vejiga

COURTNEYK VIA GETTY IMAGES

Si además de tener dolor de espalda te cuesta regular la vejiga o los movimientos intestinales, es señal de que deberías ir al médico.

“Significa que pasa algo en la médula espinal, ya sea una hernia discal u otra lesión que te está comprimiendo los nervios hasta el punto de afectar los nervios de la vejiga y de los intestinos, lo que causa parálisis temporal. Si el nervio pasa mucho tiempo comprimido, puede ser complicado que recupere toda su funcionalidad normal”, advierte Anand.

Dolor de espalda con fiebre

PEOPLEIMAGES VIA GETTY IMAGES

Si te das cuenta de que tu dolor de espalda coincide con la fiebre, tal vez sea señal de algo más grave, como una infección, señala David Anderson, cirujano espinal del OrthoCarolina de Carolina del Norte.

“Son casos extremadamente raros y, por supuesto, la fiebre puede tener un montón de causas, pero cuando aparece con dolores de espalda continuos, hay que preocuparse por un posible absceso epidural, [una acumulación de pus que afecta al cerebro o a la médula espinal]”, explica.

Dolor de espalda con dolor irradiado en la pierna

ASIAVISION VIA GETTY IMAGES

El dolor que se irradia desde la nalga hacia la pierna y va acompañado de entumecimiento, cosquilleo o debilidad en la pierna (como tener que arrastrar la pierna al caminar o tener dificultades para levantarla) es otra señal de que un nervio o un grupo de nervios están pinzados, lo cual puede estar causado por un espolón óseo (pequeñas protuberancias que se desarrollan en los bordes de los huesos), por hernias discales (problemas con los discos gelatinosos que hay entre las vértebras) o por estenosis (un estrechamiento paulatino del canal espinal).

Aunque la estenosis no se puede curar completamente, muchas personas que padecen esta enfermedad crónica descubren pronto qué les provoca las molestias y cómo gestionar sus síntomas para que sean tolerables en el día a día.

Dolor en la espalda superior cerca del cuello

CHAD SPRINGER VIA GETTY IMAGES

“Mucha gente sufre dolores en la espalda alta, bajo el cuello, y piensa que es dolor de espalda, pero no lo es”, advierte Anand. “Ese dolor procede del cuello y es diferente porque se encuentra en tu médula espinal. La médula espinal pasa por el cuello, es una extensión directa del cerebro”.

Si tienes dolor en la espalda alta con cosquilleos o debilidad en las manos o si te das cuenta de que no caminas estable o has cambiado tu forma de andar, puede indicar que te pasa algo en la médula espinal y que te tiene que ver el médico.

“Mucha gente piensa que tener dificultades para abotonar o desabotonar camisas o para ponerse los pendientes es algo normal con la edad y que tal vez esté relacionado con la artritis, pero si sucede constantemente, deberías ir al médico para que te haga pruebas neurológicas. Si lo detectan pronto, se pueden prevenir más daños, aunque si la médula ha quedado afectada, pocas veces mejora”, advierte Anand.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Yoga para primavera See Gallery

ESPACIO ECO