NOTICIAS
16/08/2019 11:42 CEST

Defensa recuerda a los 17 militares fallecidos en el accidente del 'Cougar' en Afganistán hace hoy 14 años

Los oficiales, suboficiales y tropa pertenecían a tres Unidades diferentes del Ejército de Tierra.

Europa Press

El Ministerio de Defensa ha difundido este viernes un comunicado para expresar “todo el cariño” a los familiares y compañeros de los 17 militares españoles que fallecieron el 16 de agosto de 2005 en el accidente de un helicóptero modelo Cougar del Ejército de Tierra cuando realizaban un vuelo de reconocimiento en las proximidades de Herat (Afganistán).

Conforme recuerda el departamento que dirige en funciones Margarita Robles, aquella mañana dos helicópteros españoles volaban a baja altura sobre territorio afgano y en un momento determinado, el aparato que iba en cabeza colisionó con el terreno y se acabó estrellando.

Los Oficiales, Suboficiales y Tropa fallecidos pertenecían a tres Unidades diferentes del Ejército de Tierra: Batallón de Helicópteros de Maniobra IV de Sevilla, Parque y Centro de mantenimiento de Helicópteros de Colmenar Viejo (Madrid) y del Regimiento de Infantería Ligera “Isabel la Católica” Nº29 de Pontevedra.

Ministerio de Defensa

Las causas del accidente

Aunque inicialmente se barajaron distintas hipótesis, la explicación oficial sobre lo ocurrido apuntaban hacia las malas condiciones meteorológicas, fuertes vientos que en un vuelo de baja altura provocaron que el un momento dado la aeronave contactase con el suelo perdiendo los pilotos el control sobre la misma.

“Ni les he echado la culpa a los pilotos ni se la voy a echar. Culparles sería ir más allá de lo que ha hecho la comisión de investigación”, se insistió desde el Ministerio.

Según informaba El País, en sus conclusiones definitivas la comisión dijo que el ET-657 se había estrellado “por causas desconocidas” y citaba, entre los “elementos contribuyentes” al siniestro, el “perfil de vuelo de riesgo con maniobras de adaptación al terreno; las condiciones meteorológicas y orográficas adversas; y una posible maniobra agresiva a muy poca altura del suelo”.

Lo que sí se reveló fue que según los informes de inteligencia, el nivel de amenaza en la zona de Herat era aquel día “bajo”, según la terminología OTAN; es decir, que se apreciaba un “reducido propósito o capacidad limitada para actuar por parte de un posible adversario”.

Para eludir esta hipotética amenaza, el Cougar realizó un vuelo que el informe califica como “de mayor riesgo que uno normal”, por su baja altura y gran velocidad. A consecuencia de dicho accidente, el Estado Mayor de la Defensa prohibió los vuelos a menos de 100 metros del suelo, salvo que el nivel de la amenaza justifique asumir mayor riesgo.

Photo gallery Qué fue de Afganistán See Gallery

 

 

 

ESPECIAL PUBLICIDAD